Vaude Astrum Series

Arritxulo

Ya estamos en pleno otoño, las borrascas empiezan a barrer la península y el frío comienza a notarse. En esta época y cuando no llueve, nos acercamos hasta el alto de Aritxulegi, en el parque natural de Aiako Harria, donde gracias a su orientación sur podemos disfrutar de la escalada en sus paredes de granito y del paisaje que nos rodea. Pero esta vez nos lleva hasta allí una caminata que nos propone Mikel del albergue de Arritxulo.

Arritxulo, es un albergue enclavado en el parque natural de Aiako Harria. Está en el punto más alto del puerto de Aritxulegi (439 mts) junto a la carretera GI-3420 que une Oiartzun en Gipuzkoa, con el pueblo de Lesaka en Navarra. Esta carretera fue construida por esclavos en época franquista. Por aquí pasan diferentes rutas como la GR 121 (Vuelta a Gipuzkoa) o la PR-GI 1008, además de las que nos proponen desde la web del albergue. También podremos ascender a la mole de granito de las Peñas de Aia, pero ojo, no es un sencillo paseo y en sus picos nos encontraremos con pequeñas trepadas y su famoso “paso de la anilla”. También es una buena zona para recorrerla en BTT, y como ya he comentado, un lugar para la escalada.

La ruta que nos propone Mikel forma parte de la “Aiako Harria Martxa Lasterketa” que se suele celebrar en el mes de Mayo. No tiene dificultad técnica y nos hará descubrir rincones mágicos, pero es recomendable llevar un gps ya que la ruta va enlazando diferentes GR y PR. Saldremos del albergue para ascender por detrás hasta la borda de cazadores que hay en el collado de Aritxulegi. Aquí, giraremos a la derecha y comenzaremos a seguir las marcas blancas y rojas de la GR 121. Siguiéndolas, pasaremos junto a los cromlech de Errenga. Estos no son los únicos monumentos megalíticos que descubriremos en el camino. En este tramo de la ruta podremos disfrutar de las vistas. A un lado la costa, con Jaizkibel, Pasaia, Donostia… y al otro Navarra y el pirineo, aunque cabe señalar que nos encontramos en una de las primeras cimas pirenaicas. Detrás nuestro irán quedando los picos de las Peñas de Aia y la costa vasco francesa.

A la altura de Arritxulangaña (780 mts) encontraremos una “mugarri” (mojón fronterizo) con una cruz en forma de báculo, que nos indica que estas tierras pertenecieron a los monjes de Roncesvalles en el pasado. Desde aquí podremos acercarnos a la próxima cima de Bianditz (844 mts).

Seguiremos nuestra ruta por la GR bajando hasta la carretera que viene de Oiartzun y lleva a la finca de Artikutza, perteneciente al ayuntamiento de Donostia pero en territorio navarro. Continuaremos por el cordal pasando por la cima de Munanier (780 mts) hasta llegar al parking de Kausoro. Aquí dejaremos la GR y cruzando la carretera cogeremos la PR-GI 1006, girando hacia la derecha, que nos llevará hasta Oielekuko borda y por los Cromlech de Oianleku, uno de los mejores conservados de Euskal Herria. En esta zona descubriremos un hayedo trasmocho, fruto de la explotación para carbón vegetal.

Continuaremos en descenso hasta encontrarnos un cruce señalizado, aquí cambiaremos de PR para seguir la PR-GI 1007, que discurre por el antiguo trazado del tren de Artikutza. Después de dejar un túnel a nuestra derecha, abandonaremos la PR para seguir recto descendiendo.

Después de descender un buen rato, llegaremos al río Tornola, cruzándolo por un puente y donde nos engancharemos a la PR-GI 1008, que en ascenso nos llevará de nuevo al punto de inicio, Arritxulo. Como broche final, podremos comer allí mismo y si tenemos suerte podremos disfrutar de una fantástica alubiada.

On egin! (Buen provecho)

Vaude Avox Series

BENASQUE – Una aventura en E-bike – Parte 1

INTRODUCCIÓN

Aunque poco a poco va cambiando, las bicicletas eléctricas se asocian con personas perezosas o menos en forma, pero no es así como las vemos nosotras. Las vemos como una herramienta que nos ayuda a montar más. Más metros de desnivel sobretodo o simplemente repetir un trail una y otra vez.

Es por eso que siempre tratamos de encontrar lugares más alpinos cuando montamos con la bicicleta eléctrica. Podemos montar mucho más que con las bicis sin motor. La idea inicial era ir a “Picos de Europa”, y hacer una vueltas en cada uno de los tres grandes macizos. Pero cambiamos de planes porque cuando queríamos reservar un lugar para dormir era imposible, todo estaba reservado. Así que decidimos ir a un lugar nuevo en el que Ernest y yonunca habíamos estado, revisamos un par de lugares pero el pronóstico del tiempo no estaba de nuestro lado, así que terminamos yendo al Valle de Benasque. Está a 4 horas en coche de nuestra casa y nos habían contado cosas muy buenas.

DÍA 1:

La idea era sacarle el máximo partido a nuestras baterías y hacer un par de salidas al día. Una por la mañana, comer algo y descansar mientras se recargan las baterías y otra por la tarde. El primer día fuimos a por una fácil, 25km y +1.100m. Empezando en Villanova, el pueblo en el que estuvimos durmiendo, y subiendo hasta el puerto de Sahún. La ruta termina antes de la cima pero al ir con las e-bikes decidimos llegar a la cima. Estábamos súper emocionados por el primer trail de bajada del viaje, pero nos encontramos un sendero un poco abandonado con muchas rocas en el medio y bastante roto.


Llegamos a Villanova y descansamos, comimos, cargamos baterías y salimos a dar la segunda vuelta del día por la tarde. El plan era seguir una pista hasta la cima de Punta Cogulla (2.384m) y como Ernest tenía una batería mas pequeña (525kw) trajimos una de repuesto. Después de 17 km de subida, Ernest se quedó sin batería y cuando estaba a punto de cambiarla vio que no tenía la llave. Así que tuvo que empujar 2 km hasta la cima la bicicleta de 24 kg.

Después de eso, venía la parte del descenso hasta el pueblo. Llegamos a la cima después de la puesta del sol pero todavía quedaba una luz que hacía un paisaje impresionante a nuestros pies. Hicimos la ultima mitad del descenso cuando ya estaba oscuro pero fue uno de los mejores descensos del viaje. Súper largo y tenía de todo. Partes con mucha pendiente y técnicas, partes rocosas, fluidas y rápidas, áreas abiertas amplias y bosques con singletrack.

Vaude Zerum Series

“SU” ARA SALVAJE – OSOLE VISUAL

Hace un tiempo nos metimos en un gran lío: Ara Salvaje. Podéis ver de qué hablamos en Prime Video y en Vimeo on Demand. Una película documental que habla de la historia del último gran río Virgen que queda en el Pirineo. El río Ara. Una historia hilada por un reto deportivo que recorre el curso del río en bicicleta de montaña, un reto deportivo sin precedentes que rinde culto a la historia de las gentes que pueblan sus orillas, a las montañas que recorre y a la persecución de un gran sueño.

Y decimos gran río porque tiene una extensión mayor a 70 km y virgen porque, a pesar de que la historia no se lo puso fácil y gracias en gran parte a los habitantes del valle del Ara, no llegó a represarse. El verano pasado, mientras Isabel cumplía su labor en la campaña Montaña Segura en el P.N. de Ordesa y Monte Perdido, engañamos a “nuestro pichón” Fabián para hacer una buena parte del recorrido.

Así que, llegado el día lo despertamos a las 04:30 de la mañana y, contra todo pronóstico para sus 9 años salió de la cama de un salto lleno de energía y ganas de afrontar la aventura junto a su papi. Isabel nos llevó hasta “la puerta de Ordesa” en el puente de los Navarros y nosotros volvimos a casa, en Boltaña, dando pedales acompañando el curso del Ara durante algo más de 55km y unos 500 metros desnivel positivo.

Después de hablar con Fernando, uno de los guardas de Ordesa, mientras entrábamos un poco en calor, a las 6:30 comenzamos a rodar por carretera hasta Torla haciendo uso de los frontales persiguiendo las primeras luces del día. Allí, ya con algo más de visibilidad, entramos al antiguo sendero romano que nos llevó hasta Broto.

A partir de aquí empezamos una aventura solitaria por pista hasta el barranco Forcos, cerca de Bergua. En este punto teníamos dos opciones: remontar una vieja trocha maderera hasta la carretera de Bergua o cruzar el río. Buscando algo más de aventura, nosotros optamos por descalzarnos, cruzar el río (¡atención al caudal según la época!) y atravesar unas ruinas con algo de intuición, para por fin, remontar hasta la carretera y descender hasta Fiscal.

Tras un buen almuerzo de torreznos y huevos fritos, nos pusimos de nuevo en marcha volviendo a la margen derecha del río para llegar a Ligüerre de Ara entre sendas y pistas. Desde Ligüerre seguimos nuestra ruta hacia Albella por asfalto salvando unas buenas rampas de subida. En este punto hay una variante por San Felices, pero nosotros elegimos la pista que pasa por el increíble puente colgante de Lacort para, después de atravesar un bosque de robles, alcanzar a ver la iglesia del histórico pueblo de Jánovas que tanto significa para nosotros.

Un refrigerio en la casa del pueblo (la antigua escuela), una “charradeta” con los vecinos y a buscar la margen izquierda, ya por carretera, hasta Boltaña para completar los más de 55 km del tirón de nuestro pichón.

Ingredientes de la aventura:

Transfer hasta el puente de los Navarros. Mejor aún si es hasta San Nicolás de Bujaruelo. ¡Gracias mami!

Calzado ligero para cruzar el Río. Atención al caudal según la época. No siempre será posible.

Un chaval aguerrido con espíritu de aventura. Y unos amigos esperando en Boltaña con un buen asado.

Producción y redacción: Isabel Santolaria.

Fotografía y vídeo: Martín Campoy.

Creado por: Osole Visual.

JOM Big Wall inaugura un nuevo sector

El sábado 29 de octubre de 2022 el equipo JOM Big Wall / Caminos Verticales ha inaugurado un nuevo sector de escalada clásica en Àger, Lleida. Gracias a numerosos escaladores que vinieron para compartir ese día con nosotros, el evento ha quedado espectacular. El sector ofrece19 vías de grados variados, desde fáciles, aptas para iniciación, hasta unas bastante exigentes. Todas las vías están enumeradas, en el pie de cada vía encontraréis un círculo con el número correspondiente.

Reseña oficial: https://jombigwall.com/wp-content/upl…

Lista de vías con grados y material necesario para cada una: https://jombigwall.com/wp-content/upl…

Más información: https://jombigwall.com/torre_de_guaita/

Sector equipado por: Joaquín Olmo, Ayuta Zinovyeva, Dmitry Zinovyev https://caminosverticales.com/

Vídeo creado por Dmitry Zinovyev (bcnvideo.es)

SENDERISMO EN LA MUSSARA

DIFICULTAD: FÁCIL DISTANCIA TOTAL: 10,7 km ALTITUD MÍNIMA: 814m ALTITUD MÁXIMA: 1015m DESNIVEL ACOMULADO: 331 TIEMPO TOTAL: 3h PUNTO DE SALIDA-LLEGADA: refugio de la Mussara

En la provincia de Tarragona encontramos esta preciosa ruta de poca dificultar y gran belleza. Se trata de los AVENCS DE LA FEBRÓ, una grieta en la sierra de la Mussara de unos 300 metros de longitud, 30 metros de profundidad y 7 de ancho en los espacios mas abiertos. Pero, qué es un Avenc? Un Avenc es una cavidad o grieta muy grande y muy profunda en la tierra, que se abre al exterior a partir de un pozo, de un conducto normalmente vertical o en pendiente pronunciada tras un proceso erosivo de determinadas rocas a lo largo del tiempo.

Los Avencs de la febró fueron escondite de contrabandistas, bandoleros e incluso el general Prim el 1843 durante la guerra de los Carlinos. Una suave caminata nos adentrará al interior de la grieta y acabaremos la ruta en el pueblo abandonado de la Mussara, famoso por sus leyendas, mitos y fenómenos paranormales.

Salimos del parking del refugio de la Mussara siguiendo el camino marcado hacia los avencs de la Febró. Llegamos hasta la carretera y cruzamos para seguir ahora por pista forestal hasta la bifurcación (marcada). Siguiendo el camino llegaremos hasta justo encima de la roca encañonada en la grieta. Un poco mas a la derecha encontraremos el camino de bajada (cuidado que resbala) Entramos en la grieta y hay varias cuevas sorprendentes. Visitarla hasta el final, cada paso que das parece mas bonito que el anterior.

Una vez visto, damos la vuelta y seguimos por el avenc, pero el lugar de subir por donde hemos bajado, seguimos por el avenc hasta el exterior y volver a coger el camino marcado hasta la casa abandonada de mas el panxó, donde en lugar de seguir el camino, iremos en dirección contraria, hacia la Mussara. Esta misma pista nos lleva a cruzar otra vez la carretera y volver a encontrar marcas y señales para la Mussara. Llegando al pueblo las vistas hasta el mar son de postal. El pueblo pequeño y abandonado encima de un acantilado es genial para disfrutar de las vistas, parar a comer y volver al refugio.

PUNTOS DE PASO:

tiempo altura Coordenadas x Coordenadas y
Refugi de la Mussara 968 333503 4568772
Avenc de la febró 40’ 991 333933 4570044
Barranc mas del panxó 1h 30’ 827 333581 4570690
Plans de la Mussara 2h 15’ 986 334386 4569389
La Mussara 2h 30’ 974 334751 4568620
Refugi de la Mussara 3h 968 333503 4568772

 

 

   

 

Sorteo de Navidad en Instagram

Felices Fiestas !!