VAUDE es climáticamente neutral en todo el mundo!

VAUDE es climáticamente neutral en todo el mundo!

¿Si no es ahora, cuando? Estamos en una época crítica para la protección del clima !!. Es por esta razón por la que en VAUDE hemos decidido ser climáticamente neutrales en todos nuestros productos a partir del 1 de Enero de 2022. Concretando, esto significa que ahora compensamos todas las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan en todo el proceso de fabricación y comercialización de todos nuestros productos. Asimismo, invertimos una cantidad equivalente al coste de la compensación en inversiones que permitan reducir de forma continua nuestras emisiones. Puede obtener más información sobre como desarrollamos esta acción en el enlace.

“La Marchica”

La pasada primavera, desde Espai Bici, le pedimos a Ernesto, el creador del proyecto Montañas Vacías que nos organizara un encuentro por su zona, Teruel, para disfrutar de un fin de semana de bici Bikepacking, sin prisas y rodando a “La Marchica” (expresión aragonesa que se emplea para indicar que vas a hacer algo tranquilo y sin prisas)

Desde #alamarchicacampout se lanzó un reto “Low Waste” voluntario, que consistía en intentar generar el mínimo de residuos durante el encuentro. Que esa bolsita donde guardas los envoltorios de la comida o de otras cosas, fuera lo más pequeña posible.

Debo confesar que me pareció una idea estupenda y que por mi parte me la tomé bastante en serio, y no fue fácil. Seleccionar comida que genere el mínimo de residuos y transportarla en envases reutilizables. Vale la pena realizar este ejercicio, aunque solo sea imaginándonos como lo haríamos para generar el mínimo de residuos en nuestras salidas a la naturaleza.

Este encuentro nos permitió juntar una buena representación de personajes a mi entender muy interesantes del panorama del bikepacking estatal. Casi 50 participantes llegados desde distintos puntos del país, e incluso tuvimos participación italiana, checa, estadounidense, ¡¡¡y hasta canina…!!!

El trazado de la ruta nos enamoró a todos, los Montes Universales no defraudan y todos entendió perfectamente la filosofía del encuentro, rodar con libertad, y conocernos los unos a los otros, lo que en Aragón se conoce como “coger un capazo”, encontrarse a alguien conocido y emprender una conversación más larga de lo que en un principio se había esperado de ese encuentro. Y todo esto dando pedales en una bici.

El fin de semana empezó con una nocturna el viernes por la noche seguido de dos días de ruta con acampada incluida.

El mejor resumen del fin de semana lo podéis leer en el blog de Montañas Vacías, en concreto en un párrafo que le robo a Ernesto:

Bicis, viajes pasados y futuros, batallitas sobre osos, sonrisas a la luz del camping gas, soluciones al futuro energético mundial, los parecidos entre Montana y Teruel, más bicis, las estrellas, nuevas recetas, desarrollo rural, más sonrisas

Blog Montañas Vacías: https://montanasvacias.com/2021/10/06/a-la-marchica-campout/

Vaude también tuvo su sitio en #alamarchicacampout, aparte de compartir filosofía en cuanto a dejar menos huella en el planeta, hay que recordar que Vaude es pionera en su sector en su esfuerzo para reducir la huella ecológica de sus productos. Vaude nos ayudó a montar un campamento de lujo con sus tiendas con el fin de cobijar a parte del pelotón durante la fría noche de Montañas Vacías.

David Casalprim

 

Monviso Insulation Jacket

 

Una de puertos con Naila

Hay algunos puertos de bici que tienen un encanto que va más allá de la propia carretera, el paisaje o la dureza. Tienen ese “algo” que les hace especiales, mágicos y que atrae a miles de ciclistas ya sean profesionales, amateurs o simples turistas vestidos con maillot.

HAUTACAM

Hay una canción que ha acercado el ciclismo a los que han crecido oyendo a Manel, y es que la estrofa “però parlo de temps, crec que era el juliol en què es va fondre l’Induráin i vam maleir el danès i a les rampes d’Hautacam” habrá hecho que más de uno busque en Google dónde está y que pasó en Hautacam.

La subida a Hautacam empieza en Argelès-Gazost, y cuenta con tres rampas de hasta el 13%, momentos en los que si conoces la canción te acuerdas de ella y piensas en el que deben sufrir los ciclistas del Tour que tras etapas de entre 150 y 200 km les toca acabar el día con rampas de hasta el 13%

TOURMALET

El Tourmalet es uno de los puertos más deseados en el ciclismo y atrae a miles de personas para intentar superar los más de 1400 metros de desnivel de subída. La historia del Tourmalet empezó en 1910 cuando Alphonse Steinès propuso que el Tour atravesara los Pirineos, a lo que el director de la carrera, Desgrange dijo que si encontraba una ruta practicable se podría incluir aunque lo dudaba, pues los Pirineos se consideraban una región salvaje y desconocida.

En mayo de 1910, Steinès emprendió la subida en coche por una pequeña carretera, a medida que subían la nieve empezó a cubrir la carretera hasta que se hizo inviable continuar subiendo en coche. Steinès, no se desanimó cuando vio al coche dar media vuelta tras pedirle que fuera a buscarle al otro lado de la montaña, dando la vuelta por Lourdes. Con la ayuda de un payés logró llegar al collado, pero este no estuvo dispuesto a seguir con la locura de emprender la bajada hacia el otro lado en mitad de la noche, y tras unas indicaciones dejó a Steinès solo.

Era bien entrada la noche Steinès finalmente vio unas luces a lo lejos, pues el cochero que había dado la vuelta había alertado al pueblo de Barèges y una patrulla había salido en su búsqueda. A la mañana siguiente, Desgrange recibió un telegrama que decía “Cruzado el Tourmalet stop ruta en buen estado stop ningún problema para ciclistas stop saludos Steinès”. Dicen que cuando en 1910 los ciclistas atravesaron el Tourmalet por primera vez Octave Lapize se bajó de la bici, se acercó a los organizadores, que estaba siguiendo la ruta y esperaban en el collado, y les gritó “sois unos asesinos”.

 NAILA JORNET

Sorteo de Navidad

ATENCIÓN ‼️ @vaudespain se anticipa al sorteo de Navidad y traera un regalo increible el dia de los Reyes Magos. Asi que sortea dos fantasticas chaquetas (una de chico y una de chica) que te iran de lujo para salir sin problema a disfrutar de la naturaleza 💚💚💚♻️♻️♻️ 👉🏼 Del Viernes 24 de diciembre al martes 5 de enero, si quieres entrar en el sorteo de una Batura Hooded Jacket de @vaudesport, juega con nosot@s💥 Haremos público el ganador el dia de reyes (6 enero)
.
📲Normas: 🔸Sigue esta cuenta
🔹Like al post 🔸Etiqueta a los 3 amig@s
🔹Tienes hasta el día 5 a las 23:59h para participar

Vaude Spain Team 2022

Overview Bikepacking Collection Trail Series

Naila en Sierra Nevada

Hay algunos puertos de bici que tienen un encanto que va más allá de la propia carretera, el paisaje o la dureza. Tienen ese “algo” que les hace especiales, mágicos y que atrae a miles de ciclistas ya sean profesionales, amateurs o simples turistas vestidos con maillot.

 SIERRA NEVADA

Si hablamos de puertos clásicos por su dureza, uno de los que nos viene a la mente es el Galivier, subiendo por el Telegraphe. En el sur de la península hay un puerto, no particularmente conocido que puede competir con él en cuanto a dureza. Se trata de la subida desde Granada a Sierra Nevada, a la que se le puede añadir un plus llegando al Veleta, a pesar de que el tramo final podría considerarse casi trail-running.

Hay tres rutas posibles, según la dureza y distancia, si bien la guindilla del pastel se la lleva la subida por el Purche enlazando con el Collado de las Sabinas y la bajada por las Hazas Llanas a Güejar Sierra, o al revés. En total una subida de casi 50 km y 2800 metros de desnivel positivo, con pendientes de hasta el 17% (en la subida por Monachil) o hasta el 21% subiendo por las Hazas Llanas.

¿Y, para acabar la ruta, qué mejor que unas tapas con vistas a la Alhambra?

Kungsleden en BTT

Hace años que le tenia echado el ojo al Kungsleden. Como de costumbre, de vez en cuando voy repasando las ideas de aventura que me rondan constantemente por la cabeza. La idea original era hacerla en Fat Bike en invierno, pero buscando información se me pasó por la cabeza que quizás se podría recorrer en bici en verano. Y al buscar información en esa dirección descubrí que algunas personas ya lo habían hecho, pero no muchas, así que la idea de haber descubierto un tesoro escondido fue demasiado tentadora.

25 kg con todo lo necesario para los siguientes 5 días, no está mal…El lujo de los primeros quilómetros del Kunsleden.

El kungsleden, o Camino del Rey, es un recorrido de 440 km que transcurre por le norte de Suecia, desde Abisko hasta Hemavan. Normalmente se hace caminando en verano y con esquís en invierno. Está totalmente señalizado y en algunos tramos podemos encontrar refugios completamente equipados y guardados cada 15 km y en otros tramos nos podemos tirar 100 km sin encontrar nada. Uno de los atractivos que tiene esta ruta son los lagos que hay que cruzar, en verano podemos encontrar baquitas de remo que están previstas para que la gente las use de manera gratuita y en ocasiones hay barcas a motor para los tramos de agua más largos, pero estas ya son de pago.

Durante toda la ruta podemos encontrar las típicas pasarelas de madera para para salvar humedales y algún que otro tramo de piedrasLas pasarelas de madera nos siempre son las aliadas de las bici…

La poca información y los videos que encontramos sobre la gente que había hecho el Kungsleden en bici sonaron como cantos de sirena en mi cabeza. Desde el principio tenia pensado en ir solo, pero algo así tenia que compartirse, así que fue fácil reclutar a los incondicionales de siempre emulando a Shackelton con su mítico anuncio en el periódico:” Se buscan hombres para viaje peligroso.  Salario bajo, frío penetrante, largos meses en la más completa oscuridad, peligro constante, y escasas posibilidades de regresar con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito.” Cambiando el frio permanente por ola de calor y los mese de larga oscuridad por el sol de media noche y los mosquitos.

El punto más alto de la ruta 1236 m, a mediados de julio sigue nevado…

3 aviones, un autobús, dos dosis de Pfiser y un PCR bastaron para llegar a Abisko y empezar a pedalear, los 15 primeros quilómetros los rodamos como niños pequeños, un paisaje espectacular entre bosques, ríos y puentes de pasarela. En el quilómetro 16 empezamos a ver que no todo iba a ser un regalo. En el quilómetro 20 entendimos por qué había poca gente que hiciera esta ruta en bici y en el 25 me quería morir por haber engañado a 3 colegas para ir al supuesto “Paraiso escondido” del Bikepacking….

Uno de los cientos de puentes que encontramos durante la rutaLa inmensidad de los paisajes del norte de Suecia

La ruta resulto ser poco ciclable, todos coincidimos que nos pareció un 50% ciclable y un 50% de empujar la bici, en lo que no nos ponemos de acuerdo es si ese 50% es sobre los quilómetros recorridos, la mitad a pie y la otra mitad en bici, o si es la mitad del tiempo en bici y la otra mitad en empujando la bici. Es evidente que 1 hora en bici recorres más que una hora empujando la bici.

Luchando contra las piedas, una constante durante la rutaParece absurdo montar el campamento en un lugar donde no se hace de noche, en estas latitudes en verano “gozamos” del sol de media noche…

Al igual que hay tramos que son un regalo para rodar en bici por la belleza del entorno y la facilidad del camino, en otros momentos uno decide poner el pie en el suelo harto de ir rebotando de piedra en piedra y luchando cada pedalada para avanzar sin perder el equilibrio a cada centímetro por lo costoso que resulta avanzar. Dependiendo de los ánimos de cada momento uno puede alargar más o menos los tramos ciclables pero tarde o temprano la realidad te hace aceptar que es más sensato seguir a pie que dejarse el alma en el intento.

Uno de los lagos que hay que cruzar en barca a remos, no muy pensadas para cargar bicis…Aquí la autosuficiencia toma otro sentido, con una caña puedes cenar de lujo…!!!

Una vez hemos dejado claro que el Kungsleden no es una ruta recomendada para recorrer en bici, a no ser que te vaya la marcha… (Ya nos hubera gustado haber leído una crónica así de sincera antes de decidir aventurarnos en el Kungsleden). También me gustaría contar que tras la épica de la ruta y de mi sentimiento de culpabilidad de haber engañado a mis compañeros de fatigas, la sensación una vez terminada nuestra incursión en el Kungsleden feu: ”Que ruta más guapa y que bien nos lo hemos pasado…!” Hay que decir que es uno de los sitios más guapos para empujar la bici, aunque hay tramos muy rocosos, los desniveles no sin exagerados y el entorno enamora.

A parte del intenso Hike a Bike, En Suecia hemos encontrado unos paisajes increíbles de valles infinitos donde poder acampar donde te apetezca, bañarte en lagos y ríos, acampar donde quieras, pescar la cena y cocinarla a la brasa con un fuego en el suelo, rodeados de una naturaleza imponente e infinita. Hay pocos lugares en Europa donde todo esto esté permitido, y estas pequeñas cosas le dan un toque genuino a la ruta. Recomiendo muy en serio esta ruta para hacerla a pie o en esquís, aunque sea solo una parte.

Tengo la certeza que el Kungsleden y yo volveremos a vernos las caras más pronto que tarde, lo que no tengo claro es si será con ruedas normales o de nieve…. 😉