Morral del Cavall. Vía Cop de gas 60 m, 7a

Lo que siempre me ha llamado más la atención de todas las escaladas en la cara norte del Cavall Bernat (Montserrat), ha sido la visual de la buena roca y de la cantidad de agujeros que se observan en la pared oeste del Morral del Cavall. A ese muro se le ha de dar un pegue, pensaba, y solo con flotantes y gesto.

Así que un día me decidí a escalarlo pero no sin antes informarme de las rutas que surcaban ese paño. Para mi mala suerte habían 2 rutas de artificial extremo (A4): la Cop de gas y la Chachi piruli. También motivaría forzar una de ellas en libre. Me dejo llevar por la apariencia y opto por la primera. Entro con 2 juegos de friends y uno de tricams y caigo a vista en el último tercio del primer largo. Llego a la primera reunión y me bajo. Vuelvo otro día y le hago el rotpunkt en un solo largo de 60 m.  Una línea increíblemente buena en donde las cicatrices del artificial marcan una época y quizás nos recuerden en donde no habría que practicar esta pseudo modalidad.

Descripción de la ruta en libre

Se sube por un diedro fácil para llegar a una reunión al lado de un árbol (R0). Se puede chapar con una Dyneema de 120 y seguir escalando. Se empieza con una sección fina y expuesta; plomo (*) , tricam azul (***) y friend del #2 (***). Luego se llega a un punto débil bajo un diedro con 2 espits. Desde el último de ellos se navega a izquierda y luego recto; friends #2 (***), #0,5 (*), #3 (*) y tricam marrón (***). Ahora viene la primera sección clave donde se chapa un plomo (*). Se sigue escalando con tendencia a la izquierda para alcanzar R1; friend #2 y C3 #0 (***).

Hacer R1 para un posible relevo rompería la concepción del libre en donde este tipo de instalaciones se emplazan allí donde terminan las dificultades. Así que se sigue escalando, esta vez en un muro bastante atlético y muy vertical hasta debajo de un desplome aparentemente infranqueable;  friend del #2 (***), plomo (*), friends #0,5 (***) y #0,2 (**). Aquí está la segunda sección clave consistente en una pequeña travesía para buscar el paso cómodo en el desplome; tricam blanco y friend #0,3 (***). Se entra al mismo cogiendo unas patatas bien características; friends #0,3 y 0,4 (***). Otra travesía esta vez a la izquierda nos deja en el muro somital; friend #2 (**). Después de los run outs típicos de la zona y ya por terreno más fácil se llega a la R2 desde donde se puede rapelar.

Fiabilidad de los seguros:

Mala (*) Regular (**) Buena (***)

Guille Cuadrado

Bike and Ski – Bike packing tips

Francesco Drago se sumerge en 3 consejos diferentes para empacar su bicicleta.

Historia completa en nuestro blog de experiencias

VAL THORENS

Incluso después de 5 años subiendo a Val Thorens por el puente de la purísima, no sabes que esperar, ya que es muy temprano en la temporada y no se sabe como va a estar de nieve. Los últimos 5 años hemos tenido casi de todo, desde nieve nueva cada día a llevar un mes sin nevar y solo nieve artificial en las pistas.

Este año tuvimos mucha suerte y ya algunos días antes estábamos muy pendientes de los partes de nieve. Si todo lo que iban diciendo pasaba, deberíamos tener más de 1,4m de nieve nueva. Llegamos el viernes por la tarde y la carretera ya estaba blanca por las nevadas de los días anteriores. Desempaquetamos todo y nos fuimos a dormir. Nos despertamos con una fuerte nevada, y se suponía que debía ser así todo el día. Había visibilidad limitada y era difícil esquiar, no se podían ver los baches y hacía mucho frío.

 

De alguna manera logramos hacer algunas pistas y algunas líneas fuera de pista. El día siguiente fue más o menos igual. Contra todo pronóstico, el lunes nos despertamos con un cielo azul y un sol potente. Hacía mucho frío pero sol, cosa que siempre se agradece. Saltamos de la cama e hicimos un buen desayuno ya que sabíamos que iba a ser un día muy largo. Todo era blanco, desde las calles del pueblo hasta la Aguille de Peclet (3561m), nunca habíamos visto tanta nieve allí.

 

Esquiamos hasta que nos cerraron, fue uno de los mejores días de esquí de mi vida. Había nieve polvo en toda la estación y con el frió que hacía era muy seca, íbamos flotando en cada bajada!! Esa noche volvió a nevar, por lo que, al día siguiente las líneas del día anterior ya estaban cubiertas de nieve polvo otra vez. Es cierto que como fue la primera gran nevada del año, no había una gran base debajo y tenemos que decir que los esquís se llevaron un par de buenas ralladas, pero mereció la pena, lo disfrutamos como niños. Cada bajada podíamos estrenar nuevas líneas así que no pasa nada por rallar un poco los esquís.

POL TARRES

VAUDE Zerum 48+

Port de la Bonaigua y Vall d’Aneu en bicicleta de carretera

En esta ruta vamos a coronar el Port de la Bonaigua y subir por el bucólico valle d’Aneu para visitar Isil y Alòs de Isil. Dos pueblecitos medievales en el corazón de los Pirineos Catalanes.  Y a la vuelta, nos  tocará deshacer el mismo recorrido  en sentido contrario. Aunque siempre nos han parecido  más variadas la rutas circulares  el hecho de ir y volver por el mismo recorrido nos da la oportunidad de contemplar el paisaje desde una perspectiva diferente.

El Port de la Bonaigua es un mítico puerto de montaña  a 2.072 mts pasa a ser el más alto de Cataluña situado entre el Pallars Sobirà y la Vall d’Aran. Es cierto que no es ningún coloso, siendo un puerto largo aunque sin grandes rampas pero es un puerto muy bonito   y  es una ascensión exigente, que acumula más de 1000 m. de desnivel. En la ruta que os proponemos nos salieron 83 km de distancia y 2133m de desnivel positivo.

Aquí os dejo el enlace a wikiloc donde encontrar los detalles y recorrido de la ruta:

https://es.wikiloc.com/rutas-ciclismo/salardu-bonaigua-isil-bonaigua-salardu-78936120

Descripción de la ruta:

Empezamos en Salardú o sea que la primera subida es por la vertiente Oeste (la de Viella ).Desde Viella son 23 km (9 menos des de Salardú). Se trata, de un puerto tendido, largo, regular  pero sin demasiadas complicaciones y un paisaje muy pirenaico.  Las últimas curva se enlazan por una carretera más estrecha y bacheada. A poco antes de coronar, vemos los diferentes remontadores y telesillas de la estación de esquí de Baqueira-Beret y las vacas y el cartel del Puerto nos indican que hemos consumado la primera subida del día. Disfrutamos de una meteo espléndida con lo cual podíamos contemplar al fondo el  macizo de Aneto- Maladeta.

Toca bajar hacia el Este, esta vertiente  nos pareció más bonita, curvas , herraduras, prados, un cuadro  muy montañero y menos poblado. Hay un momento en el descenso que nos desviamos para adentrarnos en el “Bosque de Gerda”. Una zona de abetos  atravesada por carretera que discurre paralela a la general por unos km. Más tranquila y vistosa. Poco después de salir de esta zona llegamos al cruce de Boven, donde tomaremos la pequeña y panorámica carretera que discurre por la Vall d’Aneu y  que nos lleva pueblo de Isil, famoso por las celebraciones ancestrales de San Juan, su patrón. Proseguimos hasta  Alós de Isil  un pueblecito con  casas antiguas y balcones de madera.

Hablando con una señora de Alòs nos anima a hacer unos quilómetros más hacia  arriba, hasta el Refugio de Forner donde acaba el asfalto para acceder a las montañas. Y  para continuar saboreando el paisaje y la tranquilidad continuamos subiendo  con el río Noguera Pallaresa a nuestro lado hasta llegar al bucólico refugio. Y  hasta aquí podemos llegar, ya es momento de no subir más y dar media vuelta. Nos espera una preciosa bajada por la Vall d’Aneu y una buena subida para volver al Port de la Bonaigua por su cara este o la vertiente de  València d’Aneu. Vamos por la vía   C-28, que remonta el valle de forma bastante lineal hasta los últimos kms. que son un continuo de curvas de herradura muy estéticas y un poco empinadas.  Si alzamos la vista veremos  las numerosas curvas que nos quedan que no son pocas.Coronamos Bonaigua de nuevo y ya con las piernas cargaditas de los quilómetros y el desnivel nos dejamos caer hasta Salardú.

Quim Roumens y Lali Bofill    

Bike and Ski – Motivación – Capítulo 1

Manu Pichler comparte su motivación para Bike 2 Ski, en una microaventura.

Historia completa en nuestro blog de experiencias

GRAND CAPUCCIN – VÍA DE LOS SUIZOS

La gran clásica de el Capuccin y de medio Chamonix. Abierta en el año 1956, sigue siendo una vía con carácter pero que nos hará gozar de la escalada en un entorno mágico. Nosotros subimos por la tarde con todo el material, tienda, sacos, comida cuerdas para instalarnos debajo de la pared para el día siguiente empezar temprano y poder escalar tranquilos. Cogemos el teleférico desde Courmayeur hasta la punta Helbronner, desde aquí ya lo podemos ver justo delante nuestro, en poco mas de una hora andando sorteando alguna que otra grieta ya estamos cerca de la pared.

Aquí tenemos una vista perfecta de la vía y un buen sitio para montar las tiendas. Durante la tarde vemos como la gente hace cima por diferentes vías y vemos también por donde vajan, nosotros ya veremos mañana el mejor descenso.
Nos levantamos temprano, comemos algo, cogemos mochilas y en media hora estamos tocando la pared. Decidimos subir hasta la base de la vía con las botas y los crampones por la nieve (se puede subir por roca flanqueando hacia la izquierda unos 200m todo por roca de IIIº) una vez al pie de vía encontramos a una pareja delante nuestro, aquí nos vendrá bien ya que una vez debajo del Grand Capuccin es inmenso y toda las fisuras son iguales.

Nosotros vamos tres, Pau Franch, Edu Paredes y yo, la máquina es Pau, el tirará cuando los otros no lo veamos claro. Empezamos alternando largos, es brutal, el granito de los Alpes es único, buenísimo, los Friends entran a caldo!! El tercer largo ya empieza a tener ambiente y algunos pasos muy fanáticos, de momento vamos muy bien, con la calma ya que hace un día perfecto, nada de frio ni viento. Pasamos bien el largo más difícil de la ruta y seguimos hacia arriba bien motivados, cada vez es mejor y mas vertical. En 9 largos ya vemos la cima bastante cerca, en una buena repisa comemos algo y salimos hacia arriba, ya solo nos quedan dos largos fáciles para llegar a la cima.

La cima es muy pequeña, mas de lo que pensábamos, las vistas, brutales y la emoción se nota en cada uno de nosotros. Unos selfies, una fotos, unos abrazos… y nos queda la bajada. Decidimos bajar por la misma vía, ya que tenemos las botas y demás material a pie de vía. Haremos rapeles cortos para que no se nos enganchen las cuerdas y bajaremos sin prisa, tenemos tiempo. Un par de horas mas tarde estamos ya con las botas puestas dirección a la tienda felices por lo bien que ha ido todo y por la cerveza que nos espera bien fresquita en la tienda.

Es una escalada “fácil” pero de alta montaña, donde habrá que implicarte en varios sitios y que se tiene que ir buscando la línea en algún que otro largo. La vía esta equipada para rapelar y encontraremos algo de material durante la escalada. Nosotros la hicimos con un juego de friends hasta el num.2 , si llevais algún friend de mas, no os ira nada mal.

JORDI SERRAT «JOU»

Expedición Magallanes Elkano

Esta expedición se enmarca dentro de la conmemoración de la primera circunnavegación culminada por Juan Sebastian Elkano hace 500 años. Una conmemoración se puede enfocar de muchas maneras, pero lo que nosotros queremos es aprender de la historia.    Partimos en una ruta exploratoria y experimental buscando unir los lugares asociados a la circunnavegación y expediciones de aquella época, pero con una vocación firme para consolidar la ruta de forma que cualquiera la pueda disfrutar. Época donde empiezan los descubrimientos, la búsqueda de lo desconocido…aquella apertura al mundo paradógicamente puso los límites a la tierra, mucho más grande de lo que en principio se pensaba, pero a su vez abrió otros ámbitos de exploración.

Aquellas ansias por descubrir no era exclusiva de aquella época, es algo inherente al ser humano, y cuando las personas descubrimos lo que antes era desconocido buscamos retos con miras a ensanchar los límites de lo desconocido. Esta ruta, no busca emular nada. Busca crear un contexto que promueva lo que para la persona es algo innato, explorar. La exploración parte de una actitud de apertura al mundo, a lo desconocido… Hace 500 años, tuvo lugar un hito histórico que trajo cambios trascendentes para la humanidad. Cambio la forma de concebir, pensar y sentir el mundo…nuevas referencias geográficas, culturales y humanas rompieron barreras insospechadas. Esa apertura al mundo tenía una doble motivación, la necesidad de buscar sustento, y las ansias de conocer lo desconocido de abrirse a un mundo inexplorado.

Hoy 500 años después, el cobid 19 nos retrae al km 0 pero eso no cambia la actitud de explorar, la distancia o magnitud geográfica no cambia en absoluto la disposición de apertura a lo desconocido. Eso desconocido puede estar muy lejos, o muy cerca. El cobid nos brinda una oportunidad para poner la atención en nuestra proximidad, para que cada cual de una vuelta a su propio mundo. Explorar nuestro territorio más próximo crea buenas condiciones para la reflexión, explorar inspira pensamientos, siempre buenos, porque nos predispone a la apertura… Estos son los antecedentes que estimulan la ruta que une Getaria con Sanlucar de Barrameda, uniendo mar con mar.

Partimos de Getaria a Sevilla un grupo de 6 personas que nos conocimos el día previo a la partida. Lo anterior representa el primer reto, y supone la primera apertura a lo desconocido de esta expedición, el equipo. Es posible que esta ruta se pueda consolidar y repetirse el día de mañana, pero el equipo lo condiciona todo y nunca se repetirá de la misma manera y en las mismas circunstancias. Las relaciones que se crean en una expedición de estas características vienen para quedarse. La sintonía es evidente pero no más que las diferencias.  Somos personas de muy diferentes perfiles, pero nos une una clave que es fundamental para crear equipo, la adhesión a esta tipología de proyectos en los que lo desconocido se vuelve motivación.

Rodar en bici, sudar la camiseta, y sufrir, une. Transitar caminos de polvo, con el sol golpeando, las piernas avisando para que no te cebes y sentir la necesidad de beber lo podemos asociar a sufrir, pero aunque parezca una contradicción todo lo anterior es compatible con el disfrute. El sacrificio y algunos tipos de sufrimientos están asociados al disfrute incluso a la felicidad. Es fácil conocerse en estas circunstancias, porque éstas (las circunstancias) te predisponen a estar de una determinada manera. Hoy de nuevo queremos meterle mano a la etapa. Respeto y ganas a la vez, esa es la sensación. Las ganas de afrontar una nueva etapa de mayor desnivel en una jornada que promete calor, cansancio y espero que satisfacción en la finalización de etapa.

Y así, las etapas se suceden y con ellas la acumulación de km en las piernas, pero también los contrastes de los paisajes, las conversaciones con los compañeros y las anécdotas en ruta. Esos paisajes nos llevan a pasajes de la historia de aquellas expediciones y de alguna manera te invitan a resituarte en lo que hace 500 años debió de ser. Aunque para ello, es muy diferente como llegas a los lugares. Sin duda es diferente llegar a lugares a veces remotos o incluso cercanos en bici, con alforjas y tienda de campaña que llegar con coche. La forma de observar el paisaje, de sentir la ruta, y de relacionarte con el entorno cambia sustancialmente.

Incluso las conversaciones entre los miembros del equipo también quedan  influenciadas o marcadas de arriba abajo, y conforme avanza la ruta las conversaciones se vuelven más intensas desvelando facetas que antes no podíamos apreciar. Se desenmascaran las personalidades conforme se va naturalizando la relación entre las personas. Todo esto también tiene que ver con el descubrimiento. La exploración y aventura muchas veces lo asociamos a viajes remotos que nos llevan al otro extremo del mundo, pero más allá de la épica de los grandes viajes, el valor está en la apertura a lo desconocido, y esto puede estar como decíamos al comienzo, muy lejos o en nuestro entorno más próximo.

Pero esta ruta la tenemos al alcance. La pretensión es poder consolidarla para que cualquiera la pueda disfrutar en su totalidad o parcialmente. Coger una bici con unas alforjas y dejarse perder en una ruta no es exclusivo de nadie. Al contrario, cuanta más gente la pueda disfrutar mayor valor toma la ruta. Este mapa traza el recorrido que hemos llevado a cabo tratando de unir los lugares que culturalmente o históricamente estaban vinculados a las expediciones de aquella época, época en la que se culmino la primera circunnavegación.

Esta ruta trae de su mano un nuevo relato que cuenta, donde se construían los barcos de aquella época, de donde se traía la madera para construirlos, el alquitrán, donde se firmaban los contratos, donde se hacia artesanía que después utilizaban para hacer truque en las expediciones, como organizaban los temas logísticos, cuales eran los oficios necesarios para aquellas expediciones….Esta ruta descubre un pasaje de la historia poco conocido que invita a conocer. Hoy, envueltos en una crisis sanitaria y con el grado de incertidumbre que ello conlleva apostamos por conectar con uno mismo, con la naturaleza, con el pasado y sobre todo, con la vida, para lo cual esta ruta, como otras, crean un contexto inmejorable. Pero para hacer posible todo esto, como siempre ocurre, detrás de cualquier proyecto, hay siempre personas que lo hacen posible. Destacar la participación de Orbea, Vaude, Negua, Bizibiziki lleva de forma inevitable, a acordarse de las personas con nombre y apellido que han hecho posible esta colaboración y que son en parte, promotores de la ruta.

 

 

 

SENDERSIMO EN LA MORERA DE MONTSANT

DIFICULTAD: MEDIO-ALTO DISTANCIA TOTAL: 15,21 km ALTITUD MÍNIMA: 743m ALTITUD MÁXIMA: 1163m DESNIVEL ACOMULADO: 723m TIEMPO TOTAL: 7h  PUNTO DE SALIDA-LLEGADA: Morera de Montsant

El municipio de la Morera de Montsant, comarca del Priorat y provincia de Tarragona, empezaremos una espectacular ruta hacia Roca Corbatera, subiendo por el Grau del Carbassal y volviendo por el Grau dels Barrots, pasos equipados no aptos para personas con vértigo. Salimos des de el pueblo dela Morera de Montsant, y saliendo del pueblo dirección Cornudella encontramos el camino a seguir, que irá  subiendo por los Fareus, pasando por una cueva con su mismo nombre y hasta llegar al principio del Grau del Carbassal, donde encontraremos los primeros tramos de escaleras y pasamanos que nos ayudaran a subir en poco tiempo un gran desnivel.

Una vez acabados los tramos de escaleras, iremos dirección la Serra Major, y seguiremos dirección la Cova santa, donde podemos entrar a través de una cavidad estrecha pero que en seguía de ensancha y podemos ir de pie. Recomendamos esta parada pero obligatorio el uso del frontal. La cueva es espectacular y podemos hacer una pequeña circular a través de sus galerías siguiendo un cordino amarillo que nos marcará el camino a seguir y no desubicarnos.


Una vez salimos de la cueva, seguimos hasta Roca Corbatera, donde llegaremos sin gran dificultad y con unas vistas privilegiadas donde podemos ver Cornudella y el pantanos de Siurana a nuestros pies.

Seguiremos dirección la Serra Major, y cogeremos el sendero que nos lleva al mirador del Priorat, y el Grau dels Barrots, que lo cogeremos después de dar la vuelta a una gran roca encajada, por la que pasaremos por encima con la ayuda de unos clavos para las manos i agujeros para los pies. El camino baja entre las paredes y escalones verticales, pero cortos que nos dejan otra vez en el camino en poco tiempo. Ahora ya si, superados todos los tramos equipados de la jornada solo nos queda seguir el sendero hasta la Morera de Montsant, donde hemos empezado la ruta.

PUNTS DE PAS:

  tiempo altura Coordenadas x Coordenadas y
Morera de Monsant

 

  743 319216 4570506
Grau del carbassal

 

1h 10’ 896 320949 4571616
Cova santa 2h 15’ 1075 322160 4572117
Roca corbatera 4h 1163 323422 4572939
 

Serra major

4h 45’ 1143 321340 4572097
Grau dels barrots 5h 15’ 1056 320151 4571390
Morera de Montsant 7h 743 319216 4570506

MARTA PRESEGUER – MUNTANYES DE LLUM