Womens Minaki Ligth Jacket

Chaqueta de bicicleta de montaña ecológica y ligera

La Roca Salvatge y El Paller de Tot l’ Any

Sant LLorenç del Munt i l’Obac  es un macizo entre el Bages y el Vallés Occidental que  nos ofrece un singular  territorio de torres, agujas y paredes de conglomerado esarcidas entre bosques, valles y canales laberínticos en un  terreno bastante argiloso y colorido. Para nosotros es un macizo mágico y especial que alberga preciosos tesoros  naturales,  y además, es la montaña  que nos ha visto crecer como  personas  y  escaladores,  por esta razón le tenemos una grandísma estima y cariño.

Este macizo  está siendo  muy popular por la ascensión  a la Mola (1104m) su  punto más alto y muy visitado por la clásica ruta del “Camí dels Monjos” o el Montcau (1056m)  que es la segunda cumbre del conjunto y recibe también numerosas ascensiones. La ruta que os proponemos recorre  una parte de la zona del Obac. La Serra de l’Obac es un conjunto de cumbres conglomeradas de de poca altura,y forma una unidad geográfica con el vecino macizo de Sant Llorenç del Munt. En este recorrido pasaremos por dos de las formaciones más características del parque, La Roca Salvatge y El Paller de Tot l’ Any.

Iniciamos el recorrido en el aparcamiento  de l’Alzina del Salari,  salimos en ascenso por pista pavimentada hastas convertirse en tierra y desembocar  al  GR5 (Sender dels Miradors) a la altura del Coll de les Tres Creus o de la Pola. Seguimos el GR mientras que a nuestra izquierda nos observa el más alto del Obac, el Castellsapera. Antes del mirador nos desviamos a mano izquierda por un torrente , encontraremos hitos en la cabezera del torrente pero hay que prestar atención pues no es muy evidente.  Bajamos hasta llegar al paso de la Roca Salvatge con el Mirador de la Roca Salvatge,  por su lado este. Hemos llegado al pie de la ancha arista que nos lleva a la cumbre de esta gran roca de 777m.  Su cima nos regalará unas vistas increíbles del parque y de Montserrat.

Para ir al Paller de tot l’  Any tenemos que retomar el GR5, para acceder a él pasaremos por la Canal del Solitari, vertiente Oeste de la Roca Salvatge.  Aquí pararemos para  curiosear en la “Cova  del Solitari”  de la que se cuenta que servía de refugio a un vecino de la ciudad de Terrassa El Paller de Tot l’Any con 818 metros de altura, es una de las montañas emblemáticas de la cresta del Camí Ral y del conjunto de la Sierra del Obac.Su aguja superior  le da esa forma tan carcterístaca de pajar, y es uno de los lugares míticos de la historia de los bandoleros de la zona A la base de la aguja accederemos des del mismo   GR5 o Camí Ral y  despues daremos  una vuelta completa al monolíto. Contiunuamos disfrutando de unas vistas espectaculares, y en nuestro caso, llegamos en ese mágico momento que es la puesta del sol.

Una vez finalizada la visita al Paller volveremos al punto de partida tomando el GR nos devolverà facilmente hasta el Coll de Tres Creus y en pocos minutos bajaremos al aparcamiento.

Datos Prácticos:

Situación: Vallès Occidental, Matadepera, Serra de l’Obac.

Punto de Partida: Alzina del Salari. 41.6533100 N,  1.9770799E

Distancia ; 7,38 km

Horario: 2h 16’ en movimeinto, 3h 39’ en total

Desnivel :443 m

Dificultad: Moderada

Material consultado:  “Sant Llorenç Pam a Pam” (Operació entre dos rius) de Josep Barberà.

www.santllors.com Web con extensa información sobre escalad en el macizo de Sant LLorenç del Munt i l’Obac.

Mapa Alpina de Sant LLorenç del Munt i l’Obac.

App mapy.cz (navegador/mapa para mobil)

Enlace a la ruta en wikiloc:  https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/alzina-del-salari-roca-salvatge-paller-de-tot-l-any-alzina-del-salari-63834740

Y para finalizar, si realizais esta ruta esperamos que la disfruteis y sobretoo que no se note por donde pasamos. Para continuar disfrutando  de la naturaleza y todo lo que nos ofrece tenemos que  respetarla y cuidarla…Y con mucho cariño…

Quim Roumens y Lali Bofill 

Mens Cyclist Softshell Jacket III

Compañero urbano funcional para ciclistas urbanos.

 

Como distribuir la carga en la bicicleta – Parte 2

Foto 1.1 – pie de foto: El reparto de pesos más común, el 90% del peso en la rueda trasera. Se puede mejorar usando porta alforjas delantero con alforjas delanteras, pero no siempre se dispone de este material. (Ruta por Croacia)

Días atrás hablé de como repartíamos lo pesos en nuestras bicis durante las rutas invernales sobre la nieve, donde puse en duda la norma no escrita del reparto de pesos en una bici de viaje. Podéis ver el articulo aquí .

Esta norma no escrita pero que muchos aceptamos por venir de una sabiduría popular que se transmite de boca en boca, dice que el reparto del peso en una bici con alforjas o cargada con equipaje debe repartirse en un 70% en la rueda trasera y un 30% en la rueda delantera, incluso pudiendo llegar a un 60 y 40%. Evidentemente esta teoría no siempre se puede seguir, esto dependerá del tipo de carga y de las posibilidades que tenga cada uno en su bici para poder hacerlo, como distintos tipos de bolsas como alforjas delanteras y/o traseras, o distintos tipos de portabultos delantero, traseros, etc… aun así es una norma de donde partir para ayudarnos a plantear como distribuir la carga en bici.

No recuerdo cuando fue la primera vez que oí hablar de esta regla, pero os aseguro que hace muchos años, yo diría que más de 15 años… Por aquel entonces solo existían las alforjas delanteras y traseras, y pequeñas bolsas de manillar y con eso nos teníamos que apañar. Las rutas en bici solían transcurrir por carreteras asfaltadas o no, o pistas forestales, y los más atrevidos se adentraban en terrenos más técnicos de senderos y traileras.

La llegada del bikepacking de hace unos años contribuyó a revolucionar la manera de viajar y de distribuir la carga. El bikepacking no sustituyó el uso de las alforjas, habrá viajes en el que nos sea más conveniente usar las alforjas como en rutas por carretera y pistas forestales donde queramos tener una capacidad de carga de gran volumen, sin necesidad que este volumen sea muy peso, o si…

Foto 2.2 Pie de foto: El bikepacking te limita ka capacidad de carga pero permite distribuir mejor el peso por la bici.

En cambio, el bikepacking nos permite un tipo de ruta con una carga más contenida ya que no nos ofrece la misma capacidad de carga y nos permite recorrer rutas de carretera o pistas con poco peso donde queramos avanzar muchos kilómetros al día, hasta rutas más comprometidas y salvajes con un nivel técnico mucho más elevado comparado con el uso de las alforjas.

Pues como dije ya en su día, me permitiré poner en duda esta norma, pero no lo hago a la ligera. Han sido muchos kilómetros por todo tipo de terreno a lo largo de los años y probando distintas maneras de distribuir la carga. Pero, aun así, mi opinión sola, no dejaría de ser una palabrería de un chiflado al que le gusta viajar en bici.

Foto 3.3 pie de foto: Bikepackeando por el sur de Marruecos

Si me he decidido a tocar este tema es por que durante los últimos años he ido compartiendo mi opinión con grandes ciclo viajeros de los que valoro mucho sus opinión y experiencias, y la conclusión final siempre ha sido la misma:

Cuando la rueda delantera soporta más carga que la rueda trasera, la bici se compota mejor, en el terreno que sea.

Foto 4.4 pie de foto: Subiendo a la Sierra de las Cutas, Ordesa

Esta conclusión no ha sido fruto de una iluminación divina que me llevo a transgredir las escrituras sagradas del cicloturismo, a esta conclusión pueden haber llegado muchos otros ciclistas que hayan viajado usando el sistema bikepacking. Yo solo he compartido mis conclusiones con colegas, y entre todos hemos llegado a la misma opinio, y ahora la comparto con vosotros. Me explico.

Foto 5.5 pie de foto: Sierra de las Cutas, Ordesa.

Como todos sabemos, el bikepacking se caracteriza por encajar bolsas de carga en la bici de la manera más integrada posible sin que molesten para pedalear o conducir. Las principales bolsas serían las bolsas de cuadro, la de sillín y la de manillar. De todas ellas, la que más posibilidad de carga nos ofrece es la bolsa de manillar y más si usamos los sistemas tipo arnés como el de Vaude donde podemos llegar a sujetar cargas de gran volumen si la geometría de la bici nos lo permite. Por eso es muy fácil que la rueda delantera de nuestra bici se vea más cargada que la rueda trasera.

Foto 6.6 pie de foto: Montrebei, uno de los mejores senderos de la zona

Por lo tanto, al principio, el hecho de sobrecargar la rueda delantera fue más una consecuencia que una voluntad. Con esta forma distinta de cargar la bici, me di cuenta que la dirección de la bici ganaba en estabilidad y que la frenada parecía más segura. Donde mejores sensaciones tenía era bajadas rápidas ya fueran por carretera o por senderos, técnicos o no. Y, en las subidas fuertes también parecía más estable y con mayor tracción.

Foto 7.7 pie de foto: Transnevada, una ruta espectacular, ya sea en bikepacking o alforjas

Como he dicho antes, estas conclusiones han sido compartidas por colegas bragados en rutas por todo el mundo. Aun así, es una opinión que no tiene por qué ser compartida por todo el mundo. Así que os invito a probar y si no estáis de acuerdo nos gustará saber vuestra opinión.

Foto 8.8 pie de foto: Las “Montañas Vacías” de Teruel.

 

 

Big Mountain

El Valais ofrece un paisaje montañoso espectacular y algunos destinos desafiantes para los esquiadores ambiciosos. Los dos freeskiers franceses Bastien Vidonne y Gaëtan Gaudissard pudieron esquiar grandes líneas allí en la temporada 2020. 

Deep Blue Sea en la Norte del Eiger

Desde Interlaken se va al pueblo de Grindelwald. Un funicular sube hasta la estación de Eigergletscher que es la última antes del famoso túnel del Eiger. Será necesario subir en dirección a la cima del Eiger por la vía normal. El bastión de la Deep Blue Sea es visible en todo momento. Una vez se llega a la base del mismo, tres rápeles te dejan en una vira arenosa típica de la zona, donde se accede al pie de vía.

La ruta es de una calidad inmejorable, y está en un ambiente sobrecogedor. Está parcialmente equipada y tiene secciones muy obligadas. Todos los largos son buenos, pero conviene ir bien rodado en escalada de placa.

El descenso se hace tomando nuevamente la ruta normal. Otra opción es hacer dos rápeles desde la reunión del último largo hasta un escape que te deja otra vez a pié de bastión . A nosotros, como es una costumbre aquí, nos llovió empezando el penúltimo largo y tuvimos que utilizar la segunda opción.

 

Guille Cuadrado

Esquí de travesia con niños

¿Qué mejor que compartir tu pasión por la montaña y el esquí de travesía con tus hijos? El guía de montaña y atleta de VAUDE Stephan Keck disfruta de las experiencias especiales con su familia.

Cual es tu espíritu ¿?

Las montañas de Naila – Isla Reunión – Parte 1

La isla de la Reunión es un trozo de Francia en medio del océano Índico, al este de Madagascar. Esta isla volcánica en la que las coladas de lava caen al mar rodeadas por frondosos y exuberantes bosques tropicales y las cascadas caen allí donde pongas los ojos tiene olor a vainilla. Árabes, portugueses, holandeses y finalmente franceses llegaron a la isla para ser estos últimos quienes acabaron colonizándola en 1642 y le dieron el nombre de île Bourbon, de allí que muchos de los productos de la isla tengan este nombre; como la vainilla o el café.
El contraste de paisajes entre el norte y el sur, el este y el oeste, el mar y la montaña no parece posible con las dimensiones de la isla. Dos parques nacionales, uno marino y otro terrestre, patrimonio mundial de la UNESCO protegen este territorio. En el norte el Pitón des Neiges es el punto culminante de la isla, y podría considerarse el más alto del océano Índico con sus 3070 metros de altitud. Se trata de un volcán inactivo de cincuenta quilómetros de diámetro. Es además el límite de tres impresionantes circos: el de Mafate al noroeste, el de Salazie al noreste y el de Cilaos al sur, consecuencia del hundimiento de tres cámaras magmáticas del antiguo volcán.
La subida al Pitón des Neiges puede hacerse desde varios puntos: desde Cilaos, desde Salazie o desde la Llanura des Cafres, cada uno de ellos con sus peculiaridades aunque todos ellos se juntan en su tramo final cerca de la cavada Dufour, un refugio guardado que permite hacer la ruta en dos días para poder ver el espectáculo del amanecer índico. Salimos de la Plaine des Cafres a la una de la madrugada, el cielo estaba completamente despejado. El tiempo de noche tiene otro ritmo y las distancias, las subidas, las bajadas, los tramos con fuertes acantilados a nuestros lados, los bosques, y las piedras no se nos grabaron en la memoria, por lo que la bajada, por el mismo camino fue como si pasáramos por primera vez por esos paisajes.
En el que llamamos la llanura de las estrellas el cielo empezó a taparse por una niebla húmeda y  cálida y un suave sirimiri empezó a calarnos. Llegamos al refugio Dufour cuando el alba despuntaba en el horizonte. Las nubes, no obstante, no nos dejaron disfrutar demasiado y volvieron a sumergirnos en la niebla. Anaïs puso la directa para hacer los últimos 600 metros de desnivel hasta la cima donde el cielo se despejó y pudimos entender porqué ver la salida del sol desde el Pitón des Neiges es una de las excursiones clásicas en la isla.