Mochila Vaude Trail Spacer 18

Pirineo desconocido por Naila Jornet

Salimos de Ax-les-Thermes sin hablar demasiado, con legañas aún en los ojos. A los cinco minutos no quedaba nada de sueño, las pulsaciones al mismo ritmo que la pendiente. El primer puerto de la jornada era el “Col du Pradel”, una carreterita estrecha sin apenas tráfico y con rampas que te dejan con las piernas de piedra. De allí una bajada espectacular por una carretera estrecha dentro del espectacular “forêt des Sapins” llegamos a la Fajole, típico pueblo de montaña del sur de los Pirineos, la carretera para llegar a la “principal” sigue el río Rebenty. Nos cruzamos con dos ciclistas alemanes en la subida a Espezel, donde paramos para comer un plato de pasta con verduras. Habíamos entrado en territorio cátaro.

En el sur de Francia, especialmente en la región del Languedoc esta ideología tubo una gran acogida. En la actualidad aún se pueden ver las huellas del catarismo en una región donde la naturaleza prevalece y a la que podemos acceder por unas serpenteantes carreteras que se internan en profundos valles de exuberante vegetación. Y gobernándolo todo, encima de las montañas se erigen imponentes los castillos. Bajamos hasta Belestar para desviarnos hacia el siguiente puerto: Montsegur, donde llegamos a media tarde. No logramos comer nada más que un bocadillo rápido, antes de encontrar un prado con vistas al castillo donde instalarnos para dormir.

A partir del siglo XII en la zona de Occitania (sur de Francia) se extendió una creencia religiosa que se tachó de herética, llamada catarismo. Los cátaros, también llamados “buenos hombres” defendían la existencia de una dualidad creadora entre Dios que controlaba el mundo espiritual y Satán que había forjado el mundo material, defendían que esta realidad terrenal era una obra diabólica, ese rechazo al mundo material los enfrentó a la Iglesia papal y al sistema feudal del momento.

En 1209, el papa Inocencio III con la ayuda del rey de Francia y los nobles del norte iniciaron una cruzada que llevó a los cátaros a su exterminio. Uno de los últimos puntos de resistencia fue en el Castillo de Montsegur. Tras dos asedios, el ultimo de 10 meses, en 1244 fueron derrotaros y centenares de personas fueron quemados como represalia. Tras la derrota en Montsegur los cataros que habían sobrevivido a la cruzada emigraron hacia el sur cruzando los Pirineos hacia tierras catalanas donde fueron acogidos por algunos nobles catalanes

Nos despertamos con los primeros rayos del sol aunque esperamos a que empezara a calentarse la mañana antes de montarnos en las bicicletas. Un primer puerto (de la Lauze) de subida corta y bajada larga nos llevó a Saint Pau de Jerrat y de allí por una carretera más transitada hasta Tarascón. Era medio día y el sol picaba fuerte cuando empezó la subida al Col du Port, aunque en la bajada hacia Massat empezaron a caer las primeras gotas.

Dormimos en Massat en un rincón al abrigo en el camping municipal, la lluvia cayó toda la noche y al despertarnos una profunda niebla no nos dejaba ver a un palmo de distancia. La subida hacia el Col du Lers no nos dejó demasiadas vistas, aunque al cruzar hacia el otro valle el sol volvió a salir. Una larga bajada nos llevó de nuevo a Tarascón y de allí por la nacional llegamos de vuelta a Ax-Les-Thermes.

 

Mochila Vaude Larice

La Tosa d’Alp por la vertiente Sur

 

La Tosa d’Alp, con una vertiente Norte redondeada y cómoda, nos sorprende con su  vertiente Sur y su laberinto de agujas de roca que a simple vista parece inaccesible, donde nos presenta una ruta de montaña preciosa y diferente. Dejamos el coche en el parking de Trencapinyes  (BV-4024), y seguimos la pista dirección “Mirador dels Orris”, donde nos haremos a la idea del día que nos espera.

Las vistas de la ruta son impresionantes, miramos hacia “les Muntanyetes” y su belleza nos adentra en este paisaje de Montaña con conjunto de paredes desordenadas, canales y aguas que forman un paisaje de fuerte pendiente y de gran belleza. En el Mirador dels Orris, cogemos la pista que va perdiendo un poco de desnivel hasta cruzar el río 2 veces, donde empezaremos a ganar el desnivel perdido hasta una travesía por camino y luego tartera, que nos deja justo en el corazón de las agujas que llamamos “Muntanyetes”.

Paredes de roca calcárea gris, con el contraste de la hierba amarilla de otoño y sus vistas al Pedraforca, hacen que en cada momento paremos a observar todo lo que nos rodea y disfrutar de sus vistas con todos los sentidos. El próximo kilometro que nos espera es donde prácticamente sumaremos todo el desnivel positivo de la jornada. El camino trascurre entre las ajugas por una fuerte pendiente de hierba, una pequeña trepada por terreno un poco roto y una tartera hasta coger camino ya más marcado y definido hasta encontrar el  GR-150.1  de Cavalls del Vent, y seguimos a la derecha en una breve subida que nos llevará hasta la cima.

Seguimos el camino trazado que recorre la cresta de Comabella hasta el Serrat Gran. Continuamos por el camino de Cavalls del vent hasta la amplísima Collada de Comafloriu, tapizada de verde intenso. A partir de aquí entramos en un terreno de bosque de pinos negros hasta el coche. La ruta de hoy no diremos que sea difícil, pero hay que tener en cuenta que las pendientes son fuertes en el tramo de subida, hay partes de camino poco definido, y piedra suelta en el tramo de la trepada y la tartera. Hay que tener cuidado con las posibilidades de hacer caer piedras y podría ser peligroso.

Duración: Día completo

Tiempo total efectivo (sin paradas): 5 h en total:

Desnivel acumulado: 1.098m

Dificultad: Notable. Ruta que a pesar de no presentar ninguna dificultad técnica transcurre por terreno de alta montaña.

Época: Primavera, verano y otoño.

cartografía: Cerdanya. Alta Cerdanya-Capcir-Andorra. 1: 50.000. Editorial Alpina.      

Vaude Croz 3L JKT

Der Donauradweg – The film

Vaude Capacida Hybrid Jacket

 

Escalada en Ambiez – Dolomitas de Brenta

 

La verdad es que faltan palabras para describir los inmensos y mágicos paisajes y ambiente que nos ofrecen las Dolomitas. Hemos repetido varias veces este destino  y en cada viaje aparecen rincones desconocidos: un valle, una pared, un collado, una carretra, una vía…Un paradiso infinito e inacabables. Os proponemos una visita y escalada  a la Zona de Brenta, en concreto al espectacular Valle de Ambiez.

Allí escalamos dos vías “Diedro Armani “en la Torre de Ambiez y la “Via dell Soddisfazione” en la cima de Ambiez. Ambas de corte muy clásico, equipamiento muy antiguo (pitones ,cordinos) y escaso. Líneas que siguen la lógica de la pared, buscando sus puntos más débiles y evidentes,  y en general  la roca es de gran calidad, Nos parecieron  dos ascensiones preciosas, por todo,  por la pared, la línea  y por paraje siempre tan mágico. Realizamos las vías  finales de septiembre.Para llegar a la zona hay que ir al pueblo San Lorenzo in Banale y  restaurante “Dolomiti”, allí hay un gran párquing. De ese punto  sale una pista muy empinada haca el refugio de Cacciaotore. Hay la opción de subir la pista a pie 2h:30 o salen uns  4×4 que tarda 20’. Nosotros subimos en 4×4 y el regreso lo hicimos andando. Una vez llegado al Refugio de Cacciatore , hay que llegar al Refugio de Agostini,1h -1h15’.  Una aproximación de pelicula con el valle y sus torres de fondo. Sencillamente  único. Este refugio puede ser el punto para pasar la noche.

Cima de Ambiez

 Via : “Via della Soddisfazzione” 415m  6a+

 Orientación: Suroeste

 Aproximación; Del rifugio Agostini  se toma el sendero 358, nos vamos aproximando a la pared siempre visible,  por unas trepadas (equipadas con pasa-manos) llegaremos a la parte derecha la gran repisa que es la propia base de la pared. Su inicio original ha sido variado, el primer largo comienza un poco más a la derecha (mirando la pared),  será fácil  identificarlo pues hay una placa conmemorativa

 Descripción de la via: Elegante línea que surca la zona central,. Una escalada variada en roca perfeca, a tramos técnica, a tramos atlética y simpre magnífica . Los pocos puntos de seguro exigen una buena intución y saber leer la roca para seguir correctamente la vía,  ideal para navegantes de la roca. Una clásica abierta a principios de los años 80. Encontraremos reuniones, que  suelen ser pitones o puentes de roca y normalemente se pueden reforzar

El descenso: Desde la cima bajaremos por la vía normal . Aunque està bien marcada con hitos, es un descenso de destrepes entre resaltes y repisas . Van apareciendo reuniones de las que se puede raperlar , nosotros lo destrepamos menos  un ultimo ràpel para acceder a la repisa de la base de la pared.

 Material: Vía escasamente equipada con pitones y cordions , llevamos un juego de aliens, y camalost del 0,5 al 2. Una cuerda de 60.

 

 

 

Torre de Ambiez

Vía “Diedro Armani”  V

Orientación : Suroeste

Aproximación; Del rifugio Agostini  se toma el sendero 358, La Torre  se levanta en el lado izquierdo de la vall, y el incio de la vía en su epolón izquierdo muy cercano a la via ANNA

Descripción de la vía; Vïa de baja dificultad, y muy agradable. Roca excelente, y a pesar de sus poco seguros, no tiene pérdia ya que recorre un diedro de la base hasta la cumbre. En los primero largos encontramos reuniones con bolts, pero después ya pasan a ser reuniones de clavos y cordinos.A destacar la gran belleza de su reducida cumbre donde podremo contemplar la finas i curiosas agujas de Ambiez a nuestro lado.  Excelente ruta y rápida de hacer,  la escalamos por la tarde el mismo día que llegamos al refugio.

El descenso: En  3 rapels por la cara sur , que nos llevará al sendero 321 y finalmente al refugio

Material: Vía escasamente equipada con pitones y cordions , llevamos un juego de aliens, y camalost del 0,5 al 2. Una cuerda de 60m  (en los rapeles usamos el  sistema ESCAPER para rapelar con cuerda simple)

                 Dolomitas, simplemente magicas y únicas.

Chaqueta Vaude Shuksan