Pirámide Vincent 4215m. + Balmenhorn 4167m. = Dia Perfecto

RUTA DE UN DÍA, 2X4000 PARA PASSAR UNOS DÍAS EN LOS ALPES Y DISFRUTAR DE SUS MONTAÑAS SIN MUCHAS DIFICULTADES.

Aquí os propongo la ascensión mas rapida que hicimos nosotros de un solo día. Si vamos un poco rápido durante el día tendremos tiempo de cenar en algun restaurante de la zona, sinó, siempre nos quedará la opción del hornillo vajo un porxo maravilloso en algun rincón sin luz con vistas a saber donde…

El viaje empieza en el Valle de Gressoney, Conduciremos hasta llegar al aparcamiento de Staffal (1.805 m). Una vez ahí, para ahorrar energías,lo mejor es coger el teleférico que sube a Gabiet (2.300 m), después el del Passo del Salati (2.900 m) y por último la telecabina que nos deja en Indren (3.200 m). El teleferico cuesta uns 40 euros y nos ahorra un buen palizón de subida.


Una vez nos alejamos de los cables, enseguida encontramos el primer glaciar, que depende de las condiciones de éste, podremos cruzar de una forma u otra (con grampones o sín) hasta llegar a un tramo de grimpada fàcil que con la ayuda de unes grandes maromas podremos superar sin problemes. Desde éste lugar ya podremos ver a nuestra derecha la piràmide Vincent y delante nuestro el refugio gnifetti. Aquí el ambiente coge aire alpino enseguida y empezaremos a ver gran parte de la alta ruta del monte rosa.

Nos equiparemos con todo el material de manos a pies, cuerda y empezaremos a remontar el glaciar, siempre siguiendo la huella o intentando esquivar las grietas que aunque sean pocas, hiremos encontrando. En poco más de 3h y sin dificultades que no sean las de andar por glaciar llegaremos a la cima de nuestro primer 4000, La Piramide Vincent!!! 4215m. Foto de rigor con la gran cima del Lysskam en nuestra espalda y vajaremos hasta el collado evidente que hemos dejado atras. En éste punto y durante gran parte de la jornada estaremos por encima de los 4000m. En el collado remontaremos facilmente y en poco rato, una pendiente de nieve que nos dejara a los pies de nuestro segundo objetivo, el Balmenhorn 4167m, sólo nos faltara remontar una gruesa maroma unos 20 metros para llegar a su cima con su gigante nuestro
señor y un pequeño refugio, el refugio Giordano, no guardado pero con alguna manta y una mesa. Beberemos un poco y algo de comer, y empezaremos el camino de descenso.


Ahora solo queda la bajada hasta el teleferico, deshaciendo el camino por el que hemos subido y disfrutar del precioso día que hemos passado en las alturas, y ya sabéis, si ós dais prisa, Cerveza y cena de la buena, sinó…. hornillo!!! Buena ruta para disfrutar de alpinismo fàcil o para aclimatar bien por si queremos hacer cumbre en algun otro 4000 más alto o para poder disfrutar de actividades mas largas y difícles.

Dificultad: media
Horario: 5-8h
Desnivel: +1300
Jordi Serrat / Marta Presseguer / Xevi Comarriu

Aislamientos sostenibles

Le Baou, paredes en la Costa Azul

Cada vez que cruzamos la Costa Azul, nos decimos los mismo…Vaya  pena de lugar, cuantas casas, cuanta gente , que explotado y saturado está todo, no nos gusta nada de nada. Pero a pesar de todo, si por ahí pasamos  acabamos haciendo una parada y casi siempre hemos descubierto algunos parajes o paredes increibles.  Esta zona forma parte de los Alpes Marítimos y alberga un buen repertorio de paredes para escalar, carreteras para pedalear y rincones para practicar senderismo.  Esta vez, volviendo de Italia paramos  a Saint Jeannet,  un pueblo  adorable con estrechas calles de piedra a pocos quilómetros de Niza.  A su espalda se levanta un peñón precioso: Le Baou, que ofrece vías de largos y algún sector de deportiva.

Pasamo allí un día y siguiendo las recomendaciones de unos escaladores locales nos fuimos a la línea más  clàssica de la pared la    Directissime+Peril Jaune.   Y como clásica que es, el trazado sigue los puntos més accesibles de la roca, dando como resultado  una muy buena línea de fisuras y diedros entre roca  perfecta.No es una vía exgiente, se encuentra semiequipada  con anclajes químicos. Y, al transcurrir entre fisuras  se puede proteger sin problema alguno  según la necesidad del escalador. Es decir, una escalad placentera en un entorno  peculiar de mar  y montaña.

Datos técnicos:

Macizo:  Baou  de Saint- Jeannet

Ruta:  “Directissime + Peril Jaune” 200m 6a+

Orientación:Oeste

Donde encontramos la información:

“L’escalade dans les Alpes Marítimes” de Alticoop Editions.

Revista Grimper nº 166 nos ofrece una descripción detallada.

Acceso :

Dede el párking en la entrada Saint-Jeannet (43.75007033247745, 7.145013279116915) cruzar el pueblo hasta la chapelle Notre-Dame-des-Champs. En la parte trasera y  a la derecha se toma un camino en subida y con alguno resaltes. Al llegar a una bifurcación nos desviamos  a izquierda , y continuamos remontando por una pronunciada pendiente que nos lleva a pie de la pared. Una pequeña pieza de cerámica nos indica el inico de la  vía con el nombre

El itinerario:

El paso al incicio puede ser lo más exigente de la vía ya que hay que superar una pequeña panza para acceder al diedro.  A partir de ahí vamos progresando a través de fisuras amarillentas y grises casi perfectas con presa generosa.  Es muy evidente , no tiene pérdida alguna. La  Directissime son 3 largos hasta una gran repisa y se combina con los últimos largos de la “Peril Jaune” para llegar a la cima. Una línea poco complicada pero con  buen ambiente. La cumbre nos regalaraá unas vistas originales y variadas.  Por un lado  el mar y la costa, y si miramos al interior  aparece un territorio montañoso y despoblado.

El descenso:

Bajaremos  andando cómodamente y por el camino “normal”que sube a la cumbre de LE Baou desde el pueblo. No habrá problema en encotrarlo ya que es una ascensión o excursión bastante popular.

Material:  Una cuerda de 60m y cintas exprés. Llevábamos algunos friends pero no los usamos, como ya he comentado  la via está semiequipada.

Pues eso, si  vais en ruta y os viene de pasada, o vais a la Costa Azul os recomendamos una parada en este pintoresco pueblo. Ya sea para escalar la pared o para subir andando a la cumbre del Baou.

Quim Roumens  y Lali Bofill

Chaquetas recicladas

Como distribuir la carga en la bicicleta

Y tú, ¿cómo llevas lo del peso?

Dentro del ámbito de los ciclo viajeros hay un tema que puede parecer banal pero que llena muchas horas de discusión, como distribuir la carga en la bicicleta. Desde siempre he oído una teoría que parece ser aceptada por toda la comunidad viajera. Esta teoría habla de repartir el peso total de las alforjas + ciclista de tal manera que la rueda trasera a soporte el 60% del peso y la delantera el 40%. Hasta hay quien habla de un70% detrás y 30%. Nunca me ha parecido que nadie pusiera objeción, estas teorías se han dado siempre por validas sin que nadie las discutiera mucho. Pero lo cierto que es que por mi parte, hace años que las pongo en duda. Quizás fuera validas hasta que apareció el bikepacking, o quizás hastano hace mucho había pocas soluciones para repartir mejor el peso en una bici, o las grandes rutas nunca se había adentrado en terrenos de montaña más técnicos donde el reparto de pesos requiera ser distinto.

Sea como sea, hoy no entraremos en el fondo de la cuestión, esto lo dejaremos para otro día. Pero si que hablaremos del reparto de peso que utilizamos en nuestras rutas por la nieve contradiciendo los postulados de la vieja escuela. De esta manera abriremos un melón que nos ayudará a entender que quizás el reparto de peso en una bici, sin ser un aspecto vital, puede ayudarnos a ser más eficientes y a tener una conducción más acorde a lo que necesitamos en cada ruta. Con lo que ganaríamos en una conducción más dócil y menos fatiga al final del día.

¡Al lio!

Si nos ponemos en el contexto de una ruta en bici de nieve, entenderemos que las condiciones del suelo, la nieve, pueden ser muy variables. Si la nieve esta dura la conducción puede ser muy agradecida. Pero cuando la nieve está blanda, ya sea por una nevada reciente o por la transformación debido a un aumento de la temperatura o de la humedad, la cosa se puede complicar hasta puntos insospechados. Las Fat Bikes son ideales para rodar por terrenos blando gracias a la anchura de su neumático. Esto ayuda a que la bici no se hunda en la nieve aportando un efecto de flotabilidad en comparación a las bicicletas convencionales. En nuestras primeras rutas por Laponia, unos diez años atrás, la manera de repartir el peso en nuestras bicis era la convencional. Un porta bultos en la parte trasera de la bici con unas buenas alforjas y alguna bolsa de manillar.

Pero la nieve blanda es lo más perecido al viento de cara… siempre está ahí para que no lo olvides…. Así que en nuestra segunda ruta por el norte de Finlandia ya entendimos que teníamos que cambiar de estrategia. Nos dimos cuenta que en condiciones de nieve muy blanda se nos hundía la rueda trasera, a veces solo un poquito y a veces hasta la mitad…. Con lo que lo mejor que nos podía pasar era que nos desequilibrara y nos obligara a hacer constantes juegos de equilibrio para no poner pie en el suelo,  y lo peor, que nos impidiera seguir pedaleando, obligándonos a sacar la bici del agujero e intentar volver a pedalear hasta que sin previo aviso la rueda trasera se volviera a hundir… Y esto podía durar todo el día… en cambio la rueda delantera a penas se hundía… Como dejaba entrever anteriormente, mis preferencias a la hora de repartir el peso en una bici pasarían para sobrecargar la rueda delantera en detrimento de la rueda trasera, pero no de una manera sutil, más bien de manera algo significativa.

Pero en este caso la solución más simple pasaba por repartir el peso sobre cada rueda al 50% aproximadamente. Montando un portabultos en la rueda delantera y cargando casi todo el equipaje con unas alforjas generosas, y utilizar las bolsas de bikepacking para repartir un poco mejor el peso entre en cuadro y la bolsa de sillín. De esta manera conseguiríamos que la rueda trasera se hundiera menos aun que la delantera se hundiera un poquito más. Un equilibrio que nos permitía pedalear durante más tiempo en condiciones de nieve blanda. Esto que parece muy evidente ahora que lo escribo, nos costó dos rutas invernales y unos cuantos kilómetros de penurias. Pero es un buen ejemplo de cómo adaptarse a las inconveniencias con solo jugar con el peso.

Dejando de lado las rutas por la nieve, ¿os habéis planteado en que situaciones un reparto distinto de los pesos os hubiera perjudicado menos? Quizás en una fuerte subida cuando la bici se levanta de delante, o en bajas rápidas por pista o asfalto donde tenemos que reducir la velocidad exageradamente para sentir que la bici no se descontrola…. Y muchas otras situaciones…

DAVID CASALPRIM

ESPAIBICI

 

Dream comfort: Colchones de Camping

Varinia 260m en el Winterstock

Cuando el suizo Martin Scheel se dejó caer por Sant Benet (Montserrat) en 1986 dio un impulso a los escaladores locales haciendo el primer 8b español: el Vuelo a Ciegas. Estuvo viviendo en una tienda de campaña hasta que logró hacer el boulder de entrada y encadenarlo con el resto de la ruta ya ensayada previamente. Como se puede intuir, la dificultad suiza viene de lejos y no conviene infravalorarla.

Una ruta asequible para familiarizarse con la región de Grimsel. Desde Interlaken, dirigirse a Furkapass donde, 5 km después, nace una pista que lleva al aparcamiento de Tätsch. Desde aquí se sube al refugio Albert-Heim y, antes de llegar, se sigue por un camino bien marcado hacia Göscheneralp para buscar el valle que sube al collado Winterlücke. Antes de llegar se accede por unas gradas hasta el pie de la pared sur de la primera torre del Winterstock. Total 2h

Como toda actividad alpina, se tendrá que valorar el estado del nevero a pie de pared para decidir el uso de crampones y piolet. La ruta está muy equipada con bolts. Aun así, no sobrará un juego de friends del 0.5 al 2. Destaca la placa perfecta del tercer largo y la fisura difícil del sexto. Ambos cotados de 6b.  La cima es una aguja donde apenas cabe una persona, y el descenso se realiza rapelando por la misma ruta.

 

El optimismo puede cambiar el mundo

Sorteo de Navidad Instagram @VaudeSpain

Vaude Spain Team 2021