Kuro Light Jkt

Bosques del Bisaura

Hoy os queremos hablar de una bonita y solitaria salida por los bosques del Bisaura hasta el Castillo de Milany. Empezamos el camino siguiendo las marcas azules, que nos adentran en un hayedo lleno de Ramonda myconi (oreja de oso), Anemone hepatica, (hierva del hígado) , fresas, acebo, tejo, Polygala calcarea(hierva azul )hasta llegar a una pista donde giraremos a la izquierda hasta llegar a un sendero a la izquierda con marcas amarillas. Seguiremos por el sendero hasta volver a cruzar la pista forestal y entrar otra vez en un hayedo que nos dejará en el Ras de la Cau.

A partir de aquí cambia la vegetación y estaremos en prados alpinos con castaños inmensos y un paisaje verde intenso hasta llegar al Castillo de Milany, donde a dia de hoy solo quedan unas bonitas riunas con vistas a todo Pirineo y Cataluña central. La bajada está poco definida pero marcada con palos y hitos que a veces cuesta de ver, hasta llegar a la casa de Milany donde seguiremos por la pista hasta cruzar el rio y coger el sendero de la derecha hasta el morro del Quer.

El morro del Quer es un precioso y solitario mirador a los bosques desconocidos del Bisaura, y se laza sobre una pared con vías de escalada artificial debajo. Deshacemos este último trozo del camino hasta el río y lo reseguiremos por la derecha en un pequeño sendero que nos llevará a ver un par de cascadas que vale la pena ver. Una vez hecho, volvemos a la casa de Milany y seguimos por la pista hasta ver un sendero marcado a la izquierda que nos dejará en la pista forestal que nos llevará hasta les baumes del teixidor. Esta preciosa bauma hace unos cien metros de largo por una treintena de altura en las partes más altas y es, todavía hay restos de construcciones, bastante deterioradas.

Está dividida en dos partes muy bien diferenciadas: La parte derecha es la más sencilla: se entra a través de una rampa, ya que se utiliza para guarecerse ganado. En el fondo hay dos habitaciones aún enteras y también un pesebre. El techo de estas habitaciones es ahumado, ya que durante una temporada había dos familias masoveras que una vivían aquí. En la parte izquierda es donde había las viviendas principales y habitadas durante más tiempo. El techo es completamente ahumado. Se conserva el horno, en bastante buen estado, en una de las paredes exteriores que harían de fachada. De estas estancias de la izquierda, algunas, las que quedan más a la esquina y, por tanto, elevadas, no necesitaron de la construcción de un techo. Las de más a la derecha sí. Aquí en este sector hay, pues, cinco habitaciones enteras más un par, más exteriores, que se pueden intuir.

Una de estas habitaciones más exteriores y que debía tener techo, todavía tiene los restos de lo que parece una viga, pero que en realidad es una canal para transportar el agua. Actualmente se utiliza para resguardar el ganado. Dentro del conjunto de las cuevas más grandes ésta fue la última en ser deshabitada, a principios de los 50. Sin embargo, otras cuevas más pequeñas de la zona fueron ocupadas hasta bien entrados los años 60.

Se dice que durante una temporada se habían hecho piezas de las famosas pistolas de Ripoll. Una vez visto solo nos queda seguir la pista forestal hasta Llaés.     

Chaqueta All Year Moab 3 in 1

Espolón norte en la Pique Longue

Espolón norte 8oo m 6a/A0 (6c) en la Pique Longue 3196 m, Vignemale.

La cara norte de la Pique Longue en el macizo del Vignemale (Francia) es la pared más larga de los Pirineos. La roca calcárea que conforma esta montaña ofrece una escalada de gran ambiente alpino sobre el glaciar de Oulettes de Gaube. Se trata de una actividad exigente  para la cual conviene madrugar, ensamblar y escalar resolutivamente si se quiere evitar el bivac en la cumbre. En caso contrario, debajo de la cima, en su cara sur, se encuentra una cueva habilitada para ello donde se puede rememorar al escritor aristócrata Henry Rossell con sus 33 ascensiones y 2 meses de estancia en esta cima.

Para iniciar la actividad hay que dirigirse a Lourdes, luego a Cauterets y finalmente a Pont d’Espagne, donde se aparca. Si se quiere ahorrar 1h podemos coger el teleférico que sube al lago de Gaube y, en 2 cómodas horas, llegar al refugio de Oulettes de Gaube.

Para aproximarse a la vía hay que ir a buscar, siempre por la vertiente derecha, el glaciar de Oulettes de Gaube. Se bordea por la derecha hasta antes de tener los primeros seracs por encima de la cabeza. Una canal da acceso a las placas tumbadas de roca. Una vez lleguemos a ellas se escala con tendencia a la izquierda a buscar el pie de vía. Calcular unas 2h.

Para el espolón norte tomaremos como referencia un gran diedro que nace de una repisa y que se puede hacer al ensamble (5º máx.) hasta un largo precario y difícil (6a+), que se ha restaurado después de sufrir un derrumbe. Hay que prestar suma  atención a causa del embudo donde se encuentra el compañero asegurando. Tras un par de largos de mala roca (5+) viene uno de los largos clave; un flanqueo a izquierda algo expuesto al inicio (6b) con una placa fisurada que requiere habilidad para auto-asegurarse. Unos 100 metros al ensamble llevan a la segunda mitad de la ruta. Más difícil en grado pero más evidente y con roca excelente en algunos largos. La arista y el muro somital son de muy buena roca y también se puede hacer ensamble. Prever unas 8-10h.

 

El descenso se suele hacer por el sur bajando el glaciar de Ossoue y alcanzando el refugio de Bayssellance para volver a Oulettes de Gaube. Unas 3h. Entre 14 y 16 horas de actividad en total. El croquis de Albert es una buena referencia para evitar perderse:

 

 

Bike 2 Boat

Un viaje climáticamente neutro a través de los Alpes en bicicleta y kayak. Con 90 kilos cada uno en su equipaje, los kayakistas profesionales Olaf Obsommer, Jens Klatt, Adrian Mattern y Bren Orton se embarcan en un aventurero tour en bicicleta para poder recorrer los ríos más bellos del Tirol con el kayak de aguas bravas. Los viajes climáticamente neutros, el impresionante paisaje montañoso, la gente y el descubrimiento de la velocidad reducida fueron el foco de este recorrido en bicicleta. El equipo estuvo en la silla y en el barco durante tres semanas. Se recorrieron un total de 750 kilómetros y 8.000 metros verticales y se remaron 10 de los mejores ríos salvajes de los Alpes. Desde Upper Bavarian Inn Valley, atravesó Salzburger Land, pasó Großglockner hasta Tirol Oriental, hacia Staller Sattel en Tirol del Sur y sobre Timmelsjoch hasta el Tirol Ötztal. 🚴‍♂️ + 🛶 + 🌊 Todo lo que Olaf, Jens, Adrian y Bren necesitaban para su viaje, lo transportaban con sus bicicletas y el remolque: bote, remo, equipo de kayak, bicicleta, carpa remolque, saco de dormir, ropa y comida mostraba un total de 90 kg en la balanza.

Pyrenees Mountain Festival

Kids Limax Insulation

Cadena de Misurina – Dolomitas

Dolomitas es sin lugar a dudas, un viaje de montaña incomparable, en un entorno alpino y salvaje único en el mundo. Cada rincón está cargado de gran belleza, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es un paisaje que te absorbe, te sacude haciendo que una parte de ti, recuerde aquel momento como una experiencia inolvidable para siempre.

Os proponemos una ruta menos transitada que las de las imágenes más típicas de Dolomitas, pero de una belleza extraordinaria.
La Cadena de Misurina está justo a los pies de las conocidas Tre Cime de Lavaredo. El punto de salida de la ruta es el lago d’Antorno, justo pasado el lago de Misurina en dirección las tres cimas. Podemos llegar hasta allí en coche o en bus regular des de Cortina d’Ampezzo. Seguiremos el camino junto a la carretera en dirección sud hasta encontrar una zona de parking que nos lleva al refugio Fonda Savio.
Justo en este punto seguiremos el camino 115 hasta el refugio. El camino empieza por una subida pronunciada y va ganando desnivel hasta salir de la zona de bosque y llegar a la parte más rocosa que se vuelve mas amable.

Una vez llegamos al refugio parada obligada para comer uno de los mejores Struddle de Dolomitas, justo para coger fuerzas y seguir por el camino. Una vez pasado el Refugio, bajaremos por la cara opuesta, en un tramo equipado con cadenas siguiendo el camino 117 hasta una tartera, donde la bajada va siendo cada vez más cómoda. Cuando encontremos el primer cruce de caminos, seguiremos el desvío de la izquierda, dirección Misurina, siguendo el camino 119. Bajada rápida, directa y divertida con grandes vistas a las tres cimas. Salida fuera de masificaciones y de una belleza para no olvidar.

Elope 3in1

Trad en Els Cingles de Bertí

Escalada tradicional en els Cingles de Bertí: Cinglera del Castellar

Los Cingles de Bertí son un conjunto de riscos que forman parte de la sierra pre-litoral catalana y que separan el altiplano Moianès de la comarca del Vallès. Estos riscales son tan extensos como interesantes: se extienden desde el oeste por Sant Miquel del Fai, hacia el sur por el valle de Sant Miquel y luego rompen en ángulo recto hacia levante hasta el Santuario de Puiggraciós. Desde aquí suben hacia el norte conformando el lado occidental del valle del Congost y en paralelo al macizo del Montseny, que se sitúa al lado oriental del río.

Foto 2. Autor: A. Leal

En un entorno poblado de encinas, pinos, carrascas, romero y brezo, llama la atención la cantidad de rastros de jabalí y de aves rapaces. Un paraje escarpado y salvaje formado por materiales sedimentarios propios de la Depresión Central Catalana como son las areniscas, las calcáreas, las fosilíferas o las margas. La arenisca es la gran protagonista, formando fisuras, diedros y techos. Un terreno idóneo para el escalador tradicional. La escalada tradicional es una modalidad peligrosa que requiere tener formación en autoprotección y otras maniobras. Las rutas, al estar abiertas por debajo, tienen una roca poco saneada, por lo que saber leerla se hace imprescindible. Llevar 2 juegos de friends completos hasta el nº4 (5 y 6 opcionales), un juego de empotradores, y cordinos para reforzar reuniones. Ni el asegurador ni ningún tipo de material de seguridad han de quedar en la vertical del escalador. La arenisca es una roca blanda y, en ocasiones, forma bloques de dudosa consistencia. También por esta razón para bajar de las vías se aconseja rapelar.

Desde la C-17 se toma la salida 46 (Centelles nord/Hostalets de Balenyà) para coger la C-1413 a Sant Feliu de Codines. Entre el PK 12 y 11 sale un desvío a la izquierda hacia la casa de colonias Can Miqueló. Pasar la casa y Sant Miquel Sesperxes hasta entrar en una pista. Coger una bifurcación a la derecha hasta llegar a 4 opciones. Coger la que desciende a la izquierda para llegar a una playa de roca donde se aparca.

Desde el aparcamiento ir hasta La Trona, descender por el PR C-33 hasta pasar una valla de ganado. Unos metros más abajo hay una pequeña senda que recorre el sector a pie de pared. La cinglera del Castellar es un sector únicamente de rutas de escalada tradicional abiertas con J. Cuyàs, R. Darder, P. Català, J. Pascual y J. Miró.

  1. YaskuPascu 18 m, 5+

Escalar el diedro fisurado. Clavo emplazado a mitad de la vía. Reunión en un árbol.

  1. Wadi Rum 20 m, 6b+

Entrar por la chimenea de la izquierda para alcanzar una gran laja apoyada en la pared. Escalarla por su izquierda para hacer un cambio de fisura a la derecha. Seguir el diedro e ir enlazando fisuras con tendencia ligeramente a la izquierda. Nudo empotrado visible desde el suelo. Reunión de un empotrador y un árbol.

  1. Sudán 20 m, 6c

Entra como la anterior y busca la bavaresa por la parte derecha de la gran laja. Enlaza con la Wadi Rum al final de la misma.

  1. Pell de Serp 15 m, 6a

Entrada de mala roca que en pocos metros hace una chimenea estrecha. Alcanzar el bloque empotrado para seguir por el espolón de buena roca. Reunión en una gran laja empotrada.

Foto 5. Autor: J. Pascual

  1. Tempesta de Sorra 15 m, 6b

Entrada fina y algo expuesta para alcanzar una fisura que se ensancha. Sortear por la izquierda el gran bloque para volver a reseguir la fisura. Reunión en una sabina.

  1. Pere Pere 15 m, 6b

Entrada de mala roca para alcanzar una chimenea poco profunda con un bloque empotrado. La calidad de la roca va mejorando hasta un paso difícil para llegar a la reunión de la encina.

  1. Proyecto 30 m, 7c/8a?

Entrada directa de la Delirios de Grandeza.

  1. Delirios de Grandeza 40 m, 7a

Misma entrada que la Drac Cec. Flanquear hacia una fisura que rompe la placa en dos. Sin llegar a la vira de mala roca, flanquear una sección difícil para alcanzar la fisura del techo. Montarse en él y escalar recto hacia un bloque soldado para coger un sistema de fisuras hasta una vira. Flanquear a la izquierda para escalar por terreno cuarteado de obligada selección. Reunión de 2 empotradores.

Foto 6. Autor: H. Nieto

  1. Drac Cec R1 20 m, 6b y R2 35 m, 6c

Diedro anaranjado visible desde La Trona. Al final del diedro buscar por la izquierda un sistema de fisuras hasta una reunión de material flotante. La original sigue, mediante un paso difícil, por terreno precario hasta un pino. Nudo empotrado visible desde el suelo

  1. Cero a la Izquierda sin Opción 30 m, 6a+

Inicio en la base de una encina. Subir por un diedro de muy buena roca. A mitad de vía escapar hacia la izquierda para enlazar con otro diedro. Salir por la placa a la derecha y alcanzar la encina de la reunión. Nudo empotrado visible desde el suelo.

  1. Roca Lliure 30 m, 6b

Empieza como la Cero a la Izquierda y endereza la fisura central hasta la encina. Escalada de fisura que va desplomando.

  1. Ratpenat 30 m, 6c

Escalada muy variada de buena roca. Entra a la izquierda de una fisura evidente. Enlazar cantos y fisuras para hacer un corto tramo de off-width. Escalar una fisura de manos excelente. El tramo final navega por bloques hasta la reunión en una gran sabina. Abierta al rotpunkt.

 

Fotos 7 u 8. Autor: J. Pascual