La Badalona als Cingles del Bertí

La actividad que estamos realizando en la zona desde hace un año nos ha llevado a consensuar entre los aperturistas y reequipadores de la vía Badalona a la Trona para que la ruta vuelva al estado natural que tenía antes de ser abierta. La primera ascensión tuvo lugar el 1 de octubre de 1961 por J. Oliveras, F. Enseñat, J. Estrada y A. Muñoz, fue reequipada con el permiso de ellos en los años 90 por P. Vila para hacerse en libre y actualmente se ha desequipado por mí, J. Cuyàs y el mismo P. Vila. Una línea se abrió en artificial, se transformó e impulsó la escalada libre y finalmente está volviendo a su estado natural para ser escalada en estilo tradicional. Un círculo se ha cerrado conteniendo en él cierta sabiduría. Aún así con los medios de autoprotección modernos, la ruta sigue conservando su talante clásico A2, 6a.


La versión en libre (7b+/7c) traza 40 metros hasta una repisa que permite montar reunión con 3 friends de un rango que va del 0.2 al 0,5. Le sigue un segundo largo de cuarto grado y de 25 metros hasta la cima. Una escalada sinuosa, atlética e impresionante de las que hay pocas en nuestro país. 2 juegos de friends hasta el #3 y uno de stoppers puede ser suficiente para repetirla tanto en libre como en artificial.

En la versión en artificial (A2, 6a) hacer reunión en los emplazamientos originales, donde las fisuras permiten montarlas, guarda todo su sentido. La sección más obligada quedaría a partir del Trono para buscar unas repisas provistas de agujeros del #3. La ruta está totalmente desequipada y no es necesario el uso de clavos ni otros artilugios que dañan y
modifican la roca.

Guille Cuadrado

Saco de dormir HOTCHGRAT 700 DWN

TRAD – El tráiler

Take a Lap with Martin Maes

GEORGIA SKI TRIP

Aunque Georgia está a 3.800 km de España, es bastante fácil llegar allí, desde Barcelona hay un vuelo directo de 4:30h a Kutaisi, la tercera ciudad más poblada de Georgia y una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo. Llegamos a última hora de la tarde y nos dirigimos a Batumi, capital de la región de Adjara, situada en la costa del Mar Negro. Dormimos en el “Hotel Divan Suites”, y a la mañana siguiente cargamos de nuevo todo el equipaje en los coches y nos dirigimos a Goderdzi.

Es un viaje agradable ya que pasas por pueblos pequeños, hermosas montañas y el camino se vuelve más y más difícil cuanto más cerca de Goderdzi estás porque no está asfaltado, aún así, los coches 4×4 no tendrán problemas en llegar y se convierte en una excursión off-road.

GODERDZI

Llegamos en el hotel Ambassadori Goderdzi alrededor del mediodía, hicimos el “check-in”, comimos algo rápido, preparamos todo el equipo y nos dirigimos directamente al telecadira. La estación de esquí de Goderdzi está situada a una altura de 1.724 m y sube a 2.364 m, y, con solo dos remontes puedes encontrar interminables líneas de freeride fuera de las pistas. Estuvo nevando toda la noche y encontramos buena nieve polvo, estábamos emocionados y la nieve no defraudó. Hicimos un par de bajadas mientras tomábamos fotos y videos y disfrutábamos de las increíbles vistas del valle de Goderdzi.

Después de la puesta de sol esquiamos hasta la puerta principal del hotel y nos dirigimos al spa para relajarnos un poco.
Pasamos los siguientes dos días con la retrac, adaptada para llevar 10 personas. El terreno no es muy empinado pero es muy divertido ya que la retrac te puede llevar casi a donde quieras y no paramos de hacer bajadas en medio de las casitas, los bosques y algunas áreas abiertas donde se pueden hacer giros rápidos y largos. Disfrutamos cada segundo. El martes fue un “bluebird day” sin viento y se podía ver todas las montañas de alrededor, hacía calor pero las condiciones de la nieve eran muy buenas, no había nadie y podías elegir tantas líneas diferentes como quisieras. En la zona de Goderdzi casi no hay riesgo de avalancha por lo que era como un gran parque de recreo, solo teníamos un punto de encuentro con la retrac, el resto era de libre elección.

El miércoles tuvimos un par de horas de sol por la mañana y luego entró la niebla y empezó a nevar, fuimos haciendo bajadas por las partes del bosque donde teníamos más visibilidad para esquiar. Comimos algo rápido después de una larga mañana y volvimos a subir a la retrac para ver la puesta de sol desde el punto mas alto. Es increíble como el paisaje puede cambiar con los colores cálidos del atardecer. En esta zona hay muchas pequeñas cabañas de madera que los agricultores utilizan solo durante el verano para trabajar en los campos con el ganado. Esto crea un paisaje muy bonito y
diferente de lo que estamos acostrumbrados donde se ven todas las pequeñas cabañas cubiertas de nieve.

DÍA DE VIAJE

El jueves fue un día de movernos, desde la parte sur de Georgia hacia el norte, hasta el Gran Cáucaso. El plan era salir de Goderdzi por la mañana, comer en Batumi y conducir hasta Mestia. Fue un día largo pero aprovechamos el día de descanso para cargar pilas para la segunda parte del viaje. También fue genial para conocer mejor la cultura georgiana ya que pasamos por zonas muy diferentes. Llegamos tarde por la noche a Mestia, cenamos en el hotel y nos fuimos a dormir.

MESTIA

Al día siguiente nos dirigimos a la estación de esquí de Tetnuldi. Aquí ya se respiraba otro ambiente: una estación de esquí mucho más grande, montañas mucho mas altas con más pendiente y más gente, aún así en ningún momento hicimos cola o nos tuvimos que esperar para coger un silla. Cuando nos despertamos el cielo estaba cubierto de nubes, sin embargo, cuando tomamos el segundo silla hasta la cima del “resort”, cruzamos la capa de nubes y vimos dónde estábamos realmente. Teníamos unas magníficas vistas del monte Tetnuldi (4.858 m), el monte Ushba (4.737 m) y
otras montañas del Gran Cáucaso.

Durante todo el viaje Vagabond Adventures se encargó de guiarnos y de toda la logística del viaje y fue una de las mejores decisiones que tomamos; conocían el terreno a la perfección ya que habían esquiado por estas zonas toda su vida. Además no solo existe un alto riesgo de avalancha en esta zona, sino que es muy fácil perderse en el bosque así que ir con ellos no teníamos que preocuparnos tanto por estas cosas. Pasamos todo el día esquiando fuera pista y disfrutando de la nieve polvo de Georgia. Después comimos un par de khachapuris de queso y carne y volvimos al hotel a descansar, antes de cenar, fuimos a dar una vuelta por Mestia donde compramos algunos souvenirs.

El último día de esquí fuimos a la estación de esquí de Hatsvali. Hicimos un par de bajadas por unas pistas planchadas impecables con unas vistas alucinantes de la montaña Ushba y luego nos pusimos las pieles y hicimos un poco de esquí de travesía. Fue corto pero suficiente para saber que la zona tiene mucho potencial y mil lugares para explorar entre grandes montañas.

FÁCIL, NO ES CARO Y MUY DIVERTIDO

Después de una semana en Georgia, podemos decir que el país superó con creces nuestras expectativas, y no solo en cuanto a la nieve. Nos encantó la comida, todos los tipos de khachapuris que probamos (queso, carne y judías), también nos hicieron una masterclass de Khinkali y nos encantó, hacerlos y comerlos. También los postres Churchkhela (dulce a
base de zumo de uva y nueces), todo tipo de carnes con diferentes salsas y condimentos como Ostri, y el que nos enamoró a todos, Shkmeruli, pollo crujiente con crema de leche y salsa de ajo. El plato de pollo más delicioso
que hemos probado.

Además, la gente es súper encantadora, siempre te invitan a probar su vino casero o el vodka local, y, aunque no hablen inglés ni español siempre te reciben con una gran sonrisa y se nota que eres más que bienvenido. En conclusión, fue un viaje increíble a un país que es como una joya escondida y sabemos que volveremos el próximo año. Queremos saber más sobre el país y disfrutar de todo lo que tiene por ofrecer; mucha nieve, comida deliciosa, gente encantadora, paisajes asombrosos, terreno aventurero y cultura fascinante.

Alforja ReCycle Pro Single

VUELTA AL MONTSENY EN BICICLETA DE CARRETERA

El Montseny, un precioso macizo en el corazón  Cataluña que nos ofrece grandes paisajes , buenos desniveles y carreteras relativamente poco transitadas. En este “rodeo” a la montaña,  nos salieron 85 quilómetros distancia  y 2112 metros de desnivel positivo. La realizamos en otoño, con buena temperatura, y con paisajes de colores ocres, marrones y anaranjados increíblemente pintorescos.  Una ruta ideal para los amantes de las dos ruedas en carretera, en la que podremos disfrutar de un  fabuloso y único territorio, sufrir en las subidas y divertirnos en los descensos. Es decir, un bonito paseo por los pies  del Matagalls,  les Agudes y el Turó de l’Home, las tres cumbre más emblemáticas del Montseny.

El enlace a Wikiloc donde podréis ver la ruta sobre mapa:

https://es.wikiloc.com/rutas-ciclismo/volta-al-montseny-60195695

Arrancamos de Santa Maria de Palau Tordera por la GV5301, nos esperan unos 15 km, unos 8000 de desnivel y una media del 5.3%  para coronar el  puerto Collformic,  con 1175 uno de los puertos más  populares de la zona.  Los primeros quilómetros son falsos llanos y en ligero ascenso.  Pero a partir del pueblo del Montseny el porcentaje aumenta notablemente. Las piernas empiezan a activarse, pero las magníficas vistas del  entorno nos suavizan la subida. Los bosques van cambiando según la altura, mediterráneos en las partes bajas con encinares, alcornocales y pinares, de media montaña lluviosa más arriba (carrascales de montaña y robledales)y por encima de los mil metros (hayedos y abetales). Los colores de  otoño le añaden una particular belleza al escenario, casi romántica.  La parte final es agradable  con curvas  generosas y abiertas y acabamos coronando  una recta muy estética por la ladera de la montaña. Ya estamos en Collformic, y ya tenemos la primera subida de la jornada.

Ahora nos espera un descenso precioso  hasta el pueblo de Seva, mucho  más suave que su vecina vertiente  nos permitirá gozar del panorama que nos brinda  este parque natural y del paso por el pintoresco pueblo de El Brull. En Seva nos desviamos hacia el Este por la BV5303. Llegamos a Viladrau con suave subida,  poco después se toma el desvío a la derecha que lleva a Santa Fé  por la carretera GIV5201, y vienen dos largas y fuertes rampas del 10 al 14% para llegar al Coll de Bordoriol y su mirador. Un descanso y la carretera sigue subiendo pero ya más suave. Toda la zona es preciosa y con hermosas vistas, pasamos Sant Marçal y finalmente llegaremos al Alt  Santa Fé a 1300m de altitud.

Superada esta subida  nos desviaremos a mano derecha a una pista forestal bien asfaltada,  dirección  La Costa del Montseny, sólo nos queda un poco de subida  hasta el pequeño puerto de Santa Elena. Y después de este último ascenso, nos quedará disfrutar del paisaje y dejarse llevar por la bici en una preciosa bajada. Esta  carretera es muy bonita, estrecha, entre arboles, hojas y ambiente otoñal. Una postal muy bucólica.  Desemboca al sur del Montseny donde tomaremos la BV5301 que nos devolverá a Santa Maria de Palau Tordera.

Quim Roumens i Lali Bofill

VAUDE Avox 65+10

LIBÉREZ LES LUTINS IV/4+ 250mts (Fournel)

La última del valle de fournel, la que siempre se ve muy lejos, y es que si hay paquetón, nunca va nadie. Aparcaremos arriba del todo del valle, al final de la larga pista del valle, una vez aquí ya veremos nuestro objetivo al final del todo del valle, a nuestra izquierda, y parece muy guapa!

Empezaremos temprano, ya que de aproximación, si hay huella será 1’30h. La vía empieza por tres largos fáciles que no llegaran nunca a pasar de los 75º, pero eso si, sin reuniones. El cuarto largo de 40mts es mantenido a 80/90º muy bonito, aquí si que encontraremos una reunión en un árbol a nuestra izquierda. El quinto, largo muy estético, tiene una columna de 8 metros a 90º y termina en otro árbol. Una vez aquí, seguiremos remontando por nieve y hielo otros 100 metros, para empezar a rapelar entre los arboles. Hay que vigilar que no se enganchen las cuerdas.

Es una vía que nos hará disfrutar del buen hielo y una buena opción cuando el valle está lleno de cordadas en las otras cascadas. Tener en cuenta el riesgo de aludes. Si se va muy rápido se puede hacer alguna otra cascada del valle.

Gil – Nil – Jou