Rasos de Peguera

Esta es la crónica de la ascensión sobre la bici  a la antigua estación  de esquí Rasos de Peguera y  sierra prepirenaica que se levanta al noreste del pueblo de Berga. Culminando su altura en el “Coll del Cabrer “ o “Coll del Sant Crist” a 1894m. La subimos  por su vertiente sur, la única asfaltada, la continuamos bajando por  su cara norte ,y lo redondeamos  con un recorrido circular  por el pintoresco territorio de la comarca del Bages.

Lo más común en la ruta a  Rasos es bajar por la misma carretera, ya  que para tirar hacia la otra vertiente hay que superar un tramo de pista.  Pero después de una buena búsqueda “online”  llegamos a la conclusión podía ser factible el descenso por la otra cara con la bicicleta de carretera, ya que tan solo son 1.5 km.Y la jugada salió bien. La pista no estaba tan mal, y entre bici y a pie llegamos al asfalto de la carretera que baja hacia Figols. Finalmente, el resultado fue una vuelta intensa , preciosa  y original.


Datos técnicos:

Inicio i final dela ruta: Pueblo de Puig-reig

Ditancia:  95km

Desnivel: 2292m

El recorrido:

Salimos del pueblo de Puig-reig entre campos y falsos llanos pasamos por Espunyola y nos plantamos a Berga. Allí empieza la fiesta de rampas, curvas y un buen desnivel hacia Rasos. Nos espera una subida de 16,5 km, 1.221 m de desnivell , un  7,4%  de media y un 18,0% de máximo. Un encadenamieto de rampas imponentes y pocos descansos pero endulzado  con un paisaje increible. Después de la correspondiente foto en la cota y recuperar el aliento, nos encaramos al descenso. Con muchas ganas y curiosidad por la pista y por lo que no encontraríamos,  nos tiramos para abajo por la otra vertiente.  Los pimeros metros son realmente malos (mucha piedra y empinados), si  o si  hay que ir a pie.  Al rato , la pista mejora, te permite montar  a la bici y bajar con delicadeza y sin prisa.

A nuestro parecer  estos metors de pista se pueden superar  sin invertir  mucho tiempo, ya que es un tramo corto, y no se hace pesado ya sea en bici o andando.   Y realmenet vale mucho la pena continuar pues el  el paisaje y la bajada que nos esperan  son espectaculares. Pedaleamos en un entorno montañoso, solitario y de postal. La estrecha  carretera remonta al collado de Peguera y una vez superado, un divertido  descenso a Fígols  nos lleva hasta el territorio de tradición minera de  Fumanya, Sant Corneli… Llegamos a la C16 la cruzamos, y de nuevo retomamos  el “modo escalada” ya que una intensa subida nos conduce al pueblo de la Nou del Berguedà.

Esta vez cruzando espesos bosques de pinos con unas bonitas vistas del pantano de la Baells. Volvimos a pasar Berga  y para retornar a Puig-reig nos metimos por una preciosa y tranquila carretera rural que cruza la antigua colonia de Graugés ,  fueron unos agradables quilómetros para finalizar la ruta. Nos parceció una ruta atractiva y original. Muy recomendable, pero hay que estar dispuesto  a pasar por ese enlace de pista .

Quim Roumens i Lali Bofill       

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: