Redescubriendo la Litera y la Ribagorza

El otoño es una buena época para salir a descubrir rincones olvidados y llenos de magia. La zona de la alta Litera y la baja Ribagorza es un lugar espectacular donde perderse sin prisas y dejándose atrapar por lo que encuentras por el camino y por los cachitos de historia y anécdotas que te cuentan los paisanos de la zona.

Un territorio que sufrió la despoblación por la prosperidad que suponen los pantanos para la estrategia energética de un país pero que ahoga la supervivencia de la gente de la zona, y más aún si se les da la espalda después de haberles saqueado sus recursos.

Los pantanos de Canelles y de Santa Anna cambiaron en muy pocos años y de manera traumática la prosperidad de los pueblos de la zona. Como el de Caserras del Castillo que en tan solo 50 años pasó a ser el pueblo más importante de la Ribagorza a ser un conjunto de ruinas donde no queda ni una casa en píe. O el de Estaña donde hoy en apenas viven 5 familias.

Esto lo ha convertido en un territorio aparentemente aislado donde perderse en bici es mágico. Repleto de pueblecitos asentados en lo alto de una colina, habitualmente culminados por las ruinas de antiguos castillos que tuvieron sus épocas gloriosas en los tiempos medievales y las constantes batallas entre moros y cristianos, como Estopiñán o Pilzán. Todos ellos enlazados por carreteritas asfaltadas o pistas forestales medio abandonadas donde sacarle provecho a una Gravel.

Pedalear tranquilamente descubriendo perlas escondidas como el estrecho de Baldellou o las lagunas de Estaña. Poner un pie en el suelo y disfrutar unos minutos de estos lugares sin estar pendientes del reloj.

Os dejo por aquí un enlace de Wikiloc para hecharle un vistazo a la ruta: https://ca.wikiloc.com/rutes-gravel-bike/la-llitera-87538793

David Casalprim

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: