Una primera en el Merraflestinden

 

Empiezan a subir las temperaturas y el sol aguanta. Hay una línea en el Merraflestinden a la que ya le pusimos el ojo hace 2 años. Una fisura de unos 200 metros hasta un techo que no tenemos ni idea de cómo superaremos. En la parte inferior del muro se dibuja un número siete formado por un espolón y dos techos que da nombre a la vía: Seven Wall (Syveggen en noruego)

Escalamos hasta el inicio de la fisura. La sorpresa es que empieza con un off-width de 20m. No llevamos friends grandes pero lo superamos. Le siguen varios largos excelentes: fisuras perfectas de dedos y unos movimientos de 7a obligado para situarnos bajo el techo. Superamos el techo bajo unos bloques en suspensión, haciendo una travesía técnica y con pasos atléticos para salir del desplome. Una via variada y espectacular.

Visita a Vindstad

 El final del viaje nos pone a prueba. Tenemos en mente abrir una directa al Helvetestinden pero nos sentimos algo cansados, así que nos despedimos de este lugar repitiendo Pure Addiction en la cara este del Bisplua cerca de Vindstad. Una ruta tradicional abierta por noruegos donde predominan fisuras y diedros excelentes.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Relacionado

Bici y kayak en Islandia

A las 21h desembarco del avión que me ha traído desde Barcelona hasta Madrid, allí me esperan Hilo y Javi, ambos con un extenso currículo

Wendestöcken

En el corazón de Suiza, en  los Alpes Berneses aparecen las paredes de Wendestock, unas murallas  verticales de roca sólida y lisa donde fuertes escaladores