Colouir de Gaube

Ascensión realizada con  extrema audacia para la época a manos de Jean Bazillac, Henri Brulle, Roger de Monts, Célestin Passet y François Salles el 7 de Agosto de 1889.  Fué durante largo tiempo, la referencia en materia de course de glace en los Pirineos. 1era temptativa de ascensión con primer descenso del couloir, y, 20 días después, passo del muro de hielo: 6 y 25 Junio 1927 – Jean Arlaud, Charles Laffont. Segunda ascensión: 14 Julio 1933 – Joseph Aussat, Henri Barrio, Joseph Loustaunau. Tercera ascensión: 15 Julio 1933 – François Cazalet, Henri Lamathe, Robert Ollivier, Jean Senmartin. Primera hibernal: 20 Enero 1964 – Patrice de Bellefon, Raymond Despiau.

Cotación:  TD- IV X3 P3 4 M4

Material: Material de Seguridad en glaciar, 4 tornillos de hielo, Algún pitón variado, Juego de friends

Altitud: 2500 m / 3298 m

Desnivel  positivo 600 m

Desnivel de las dificultades: 600 m

Pendiente a 85°

Histórico Couloir de Gaube al Pique Longue, 50 años después de su primera escalada en invierno, sigue siendo un gran clásico y una guinda que a todos les gusta tener en su libreta. No por su dificultad, pero si por su historia y su elegancia. Nuestra intención era escalar la goulotte de la Y a la punta chaussenque, pero la gran cantidad de nieve recién caída, el compañero que se dejó el arnés en su casa y cinco personas delante nuestro abriendo huella en el Gaube lo tuvimos claro, Couloir de Gaube!!!

Salimos a la siete de la tarde del parquin de Pont d’Espagne, y solo tres minutos después, Sei se da cuenta que se le olvidó el arnés en su casa… volvemos al coche, regiremos todo el material y no sale, pedimos a unes personas que andan por el parquin y tampoco tiene ninguno.. Probamos con un par de cintas entre las piernas, luego dos más por el pecho y finalmente con un estribo y dos cintas en el pecho montamos un arnés bastante cómodo. La fiesta hasta el refugio continúa. Pasadas las diez de la noche llegamos al refugio des Oulettes, allí nos reciben con la estufa encendida.. Que gran llegada la nuestra. Cenamos algo y a dormir. Mañana ya veremos cómo está el monte y decidiremos que hacer. Nos levantamos a las 5 de la mañana, café y cigarro, nos equipamos y salimos del refugio, aún no se ve nada pero parece que hay bastante nieve, andamos media hora y vemos bajar del collado unos frontales, seguro que van a la Y!

Enseguida aparecen otros frontales, pero estos van con esquís y también se dirigen al Gaube, buena señal, no somos los únicos locos por aquí. Pasadas las siete de la mañana llegamos a la rimaya del corredor, está totalmente tapada de nieve, nos equipamos con los crampones y seguimos las trazas de las cordadas que van delante nuestro. La sorpresa viene cuando vemos que siguen recto en la bifurcación para escalar la Y, ellos tiran recto, nosotros empezamos una travesía muy expuesta y cargadísima de nieve, paramos un momento, pensamos en las condiciones y finalmente no desaprovechamos la ocasión de hacer el Gaube, ninguno de los dos lo ha escalado y nos están abriendo huella… y si van 5 personas será que hay hielo en la cascada final?? Gaaas al Gaube!! Seguimos subiendo centenares de metros y disfrutamos mucho, las condiciones son perfectas y casi no nos cae nada encima. Llegando al final del corredor, vemos a un chico con los esquís en los pies, Sei! No van al gaube, lo quieren descender esquiando!!! Ya veras que no habrá hielo y por la roca le vas a dar tú!!!

Llegamos a una reunión de dos clavos y les indicamos a los chicos que ya pueden bajar y que muchas gracias por esperarse media hora para no matarnos tirándonos nieve y piedras encima mientras subíamos. Lo dejamos pasar y llegamos a los pies del último resalte, se bé muy seco pero con algo de verglás en la parte derecha. Una cordada de 3 si que tiran hacia arriba, esperamos torno y salgo yo motivado por escalar un largo mítico de los Pirineos, la otra cordada han salido por la izquierda, yo veo posibilidades de salir escalando en hielo por la derecha y hacer el clásico couloir de Gaube. El hielo no era muy Bueno pero conseguí meter un tornillo corto y hacerlo todo en piolet tracción!!! Llego a la reunión súper contento y sube Sei ultra motivado y contento por haber escalado el gran clásico de Pirineos. Ya solo queda la larga bajada hasta el refugio sin dejar de la lado la larga subida al collado antes de llegar a les Oulettes. En el corredor encontramos una reunión de pitones muy mala a mitad de la vía, y otra de major llegando al último largo, la de la cima yo la monte con friends, pero luego vi otra de chapas más a la izquierda. Bonito corredor indispensable para cualquier pirineísta.

SEI y JOU

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: