Descubriendo Euskal Herria

Bici, alforjas…una sana intención y mucha curiosidad. Curiosidad por descubrir los entornos físicos que relatan historia marítima. Y mucha curiosidad por conocer los compañeros de viaje. Si algo condiciona estas aventuras, son los compañeros.

Ruta que busca redescubrir una historia, la historia marítima del País Vasco, una historia que habla de construcción naval, de tecnología y conocimiento marítimo, de rederas, de oficios marinos, en definitiva de una cultura marítima muy arraigada y que hoy estamos perdiendo. Esta ruta en bici  busca transitar los rincones que tienen algo que contarnos en relación a la historia marítima. Esta es la intención de la ruta. Una intención que hay que trabajarla, alimentandola con lecturas, entrevistas, fotos de la época…en definitiva suscitando la curiosidad. Esta intención marca la ruta, condiciona la forma de viajar e incluso de pedalear.  Y en cierta medida, viene a decirnos que para explorar o sumergirse en aventuras no hace falta irse al otro extremo del mundo. En nuestra proximidad más cercana se encuentran las aventuras que tu quieras si te preparas para ello.

720km de historia, 40 pueblos testigos de esa historia y 6 compañeros tratando de aportar diferentes miradas. Mar o montaña? eso es el país vasco. Una pregunta que provoca el país vasco. A veces una serie de casualidades te llevan a Getaria un día cualquiera de septiembre. Allí, después de disfrutar de una buena cena en la que no podía faltar el txacoli nos preparamos para iniciar una ruta en bicicleta que daría la vuelta al País Vasco.

 

Día 1: Getaria- Mundaka

Salimos de Getaria dejando el mar a la derecha, siempre a la vista. Alternando carreteras secundarias y tramos de pistas forestales vimos de lejos la ermita de San Telmo de Zumaia y los espectaculares flyschs, una formación rocosa que forma parte de la red de geoparques mundiales de la Unesco. Nos alejamos un poco de la costa para ir a visitar el santuario de Itziar. Seguimos bordeando la costa pasando por Ondarroa, Lekeitio, Ea y Laga, hasta llegar a la reserva de biosfera de Urdabai, donde nos ahorramos una vuelta de más de 30 km cruzando con una barca los apenas 300 metros que separan los dos lados de la ría.

Día 2 Mundaka- Getxo

La carretera de Mundaka a Bakio es un sube-baja constante. Después de Bermeo una fuerte subida nos llevó al mirador de Gaztelugatxe. Dejamos Bakio atrás con otro pequeño puerto en medio de un bosque hasta llegar a Lemoiz donde quedan aún los restos de una central nuclear que nunca llegó a ponerse en marcha. Acercándonos y alejándonos de la costa llegamos a Getxo.

Día 3: Urduña- Vitoria

La primera aventura del día fue coger el metro empapados para cruzar Bilbao y llegar con tren a Urduña. El día se despejó y nos permitió disfrutar de la subida al puerto de Urduña, frontera con Castilla-León, y donde Ocaña atacó a Merckx y logró ganarle unos segundos. Nos desviamos de la ruta para ir a ver el Salto del Nervión, espectacular a pesar de no haber agua. Tras unos pocos quilómetros por Castilla volvimos a adentrarnos en el País Vasco. Pedaleando por carreteras pequeñas rodeadas de campos de girasoles llegamos a Añana, donde paramos para visitar las salinas. Cuando volvimos a ponernos en marcha, a poco más de treinta quilómetros para Vitoria nos atrapó la lluvia que nos acompañó hasta que llegamos.

Día 4: Vitoria- Legazpi

Salimos de Vitoria por pistas forestales y caminos que no parecía que estuviéramos en la capital del País Vasco. Llegamos a Alsasua sin cansarnos demasiado, aprovechando pedalear en llano con el parque natural del Aizkorri a la izquierda. Un pequeño puerto con una bajada de las que disfrutas nos llevó a Zegama. De allí un último puerto, precioso hasta Legazpi.

 

 

Naila Jornet y Ion Irurzun

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: