VUELTA EN BTT A LA ISLA DE LA GRACIOSA

La Graciosa es una diminuta isla, conocida también como la Octava isla del archipiélago canario. Forma parte del archipiélago Chinijo y la encontraremos situada frente la costa Norte de la isla de Lanzarote. Este genuino pedazo de tierra  es un pequeño paraíso de infinitas playas, arenas blancas  y cumbres volcánicas . Su particularidad  más destacable es sus carreteras libres de asfalto y a la casi inexistente presencia de vehículos. En esta crónica os proponemos un día en bicicleta recorriendo las este plácido territorio insular entre roca volcánica, arena y mar.

Un poco de información práctica:

Acceso a a la Isla: Desde Lanzarote, en el Puerto de Orzola operan  dos compañías de  Ferry que parten cada 30’ aproximadamente. La duración del trayecto es de unos 25 minutos. La llegada es a Caleta de Sebo, un pequeño pueblo que podríamos llamar “capital de la Graciosa”

Avituallamiento:  Podemos encontrar comida y bebida en Caleta de Sebo, en el resto de la Isla no hay ningún establecimiento, ni agua.

Bicicletas: Nosotros cruzamos las nuestras en el Ferry, pero hay puntos de alquiler de bicis en Caleta de Sebo.

Material:

Recordad de llevar equipo de mecánica necesario para reparar posibles averías de la bicicleta

Chaqueta Cortaviento, aunque el clima canario es cálido si los Alisios hacen acto de presencia la temperatura bajará considerablemente

Un buen Culotte o pantalón de ciclismo es básico, a pesar de no ser una ruta de larga distancia estaremos bastantes horas encima de la bici.

Crema de protección solar

Y sobretodo, que no se note por donde hayamos pasado.

 

Descripción de la ruta:  Distancia: 38,5 km y 423m de desnivel. Se trata de un itinerario espectacular y relativamente fácil ya que no presente excesivo desnivel pues es un territorio llano tan solo roto por alguna montaña volcánica.   Tan solo hay que tener en cuenta que  en algunos momentos  vamos a pedalear entre arena blanda o terreno volcánico y rocoso que puede añadir  un poquitín de dificultad técnica.

La bicicleta es un buen medio para conocer este trocito  insular en un día pues  nos permite sumergirnos  en este especial  paisaje i recorren largas distancias en poco tiempo. De buena mañana embarcamos nosotros y las bicis en el puerto  Orozola. El trayecto es corto y  nos ofrecerá unas impresionantes vistas de los acantilados Lanzaroteños.

Primero recorremos la parte Norte de la Isla, dirigiéndonos Pedro Barba. En Caleta de Sebo salimos por una pista un tanto bacheada hasta que la dejaremos para desviarnos a derecha y llegar  al pintoresco pueblito (o núcleo de casas) de Pedro Barba.  Es el segundo pueblo de la Graciosa pero sus casas no son de residencia habitual  y en ese momento lo encontramos totalmente desértico.  Continuamos retomando la pista  y llegamos a La Playa de la Alambra. Vamos a pedalear por un territorio inverosímil entre árido, desértico y marino. La progresión es muy entretenida a través de esponjosas dunas de arena blanca.

 

Seguidamente,  la pista nos lleva hacia el sur, pasamos por los pies de la Montaña Bermeja, una estética formación volcánica a la que no dudamos en ascender. Aparcamos las bicis y  una agradable cuesta  nos lleva a su cumbre rojiza. Allá arriba nos esperan unas esculturas rituales y una panorámica casi infinita de la isla. Tras un rápido y divertido descenso en camino volcánico, retomamos la bici y seguiremos la  pista dirección Sur. Una pista que  va adquiriendo un carácter más rocoso y volcánico. Llegamos al extremo Suroeste, conocido como Punta del Pobre y  nos regala una estampa fabulosa con las tonalidades ocres de la  Montaña Amarilla, los negros del suelo volcánico y el intenso azul de mar al fondo. Apetece una parada y disfrutar de este escenario tan diferente a los que estamos acostumbrados..

Volvemos por donde hemos venido, bordeamos la Montaña del Mojón   pasamos de nuevo Caleta de Sebo para  dirigimos a la Playa Francesa. Una pista paralela al mar transcurre  entre roca suelta y arena, y  nos lleva a esta apacible  playa que nos regala un rato de relax a nuestras piernas en algún recoveco de piedra natural.

Y con esta deliciosa playa finalizamos la ruta, volvemos a Caleta de Sebo donde nos subimos al Ferry que nos llevará de vuelta a Lanzarote.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Relacionado

Bici y kayak en Islandia

A las 21h desembarco del avión que me ha traído desde Barcelona hasta Madrid, allí me esperan Hilo y Javi, ambos con un extenso currículo

Wendestöcken

En el corazón de Suiza, en  los Alpes Berneses aparecen las paredes de Wendestock, unas murallas  verticales de roca sólida y lisa donde fuertes escaladores