GRAND CAPUCCIN – VÍA DE LOS SUIZOS

La gran clásica de el Capuccin y de medio Chamonix. Abierta en el año 1956, sigue siendo una vía con carácter pero que nos hará gozar de la escalada en un entorno mágico. Nosotros subimos por la tarde con todo el material, tienda, sacos, comida cuerdas para instalarnos debajo de la pared para el día siguiente empezar temprano y poder escalar tranquilos. Cogemos el teleférico desde Courmayeur hasta la punta Helbronner, desde aquí ya lo podemos ver justo delante nuestro, en poco mas de una hora andando sorteando alguna que otra grieta ya estamos cerca de la pared.

Aquí tenemos una vista perfecta de la vía y un buen sitio para montar las tiendas. Durante la tarde vemos como la gente hace cima por diferentes vías y vemos también por donde vajan, nosotros ya veremos mañana el mejor descenso.
Nos levantamos temprano, comemos algo, cogemos mochilas y en media hora estamos tocando la pared. Decidimos subir hasta la base de la vía con las botas y los crampones por la nieve (se puede subir por roca flanqueando hacia la izquierda unos 200m todo por roca de IIIº) una vez al pie de vía encontramos a una pareja delante nuestro, aquí nos vendrá bien ya que una vez debajo del Grand Capuccin es inmenso y toda las fisuras son iguales.

Nosotros vamos tres, Pau Franch, Edu Paredes y yo, la máquina es Pau, el tirará cuando los otros no lo veamos claro. Empezamos alternando largos, es brutal, el granito de los Alpes es único, buenísimo, los Friends entran a caldo!! El tercer largo ya empieza a tener ambiente y algunos pasos muy fanáticos, de momento vamos muy bien, con la calma ya que hace un día perfecto, nada de frio ni viento. Pasamos bien el largo más difícil de la ruta y seguimos hacia arriba bien motivados, cada vez es mejor y mas vertical. En 9 largos ya vemos la cima bastante cerca, en una buena repisa comemos algo y salimos hacia arriba, ya solo nos quedan dos largos fáciles para llegar a la cima.

La cima es muy pequeña, mas de lo que pensábamos, las vistas, brutales y la emoción se nota en cada uno de nosotros. Unos selfies, una fotos, unos abrazos… y nos queda la bajada. Decidimos bajar por la misma vía, ya que tenemos las botas y demás material a pie de vía. Haremos rapeles cortos para que no se nos enganchen las cuerdas y bajaremos sin prisa, tenemos tiempo. Un par de horas mas tarde estamos ya con las botas puestas dirección a la tienda felices por lo bien que ha ido todo y por la cerveza que nos espera bien fresquita en la tienda.

Es una escalada “fácil” pero de alta montaña, donde habrá que implicarte en varios sitios y que se tiene que ir buscando la línea en algún que otro largo. La vía esta equipada para rapelar y encontraremos algo de material durante la escalada. Nosotros la hicimos con un juego de friends hasta el num.2 , si llevais algún friend de mas, no os ira nada mal.

JORDI SERRAT «JOU»

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: