De Montenegro a Albania a través del Prokletije

Una de las rutas más bonitas de los Balcanes se encuentra entre Vusanje (Montenegro) y Theth (Albania) a través del parque nacional del Prokletije que supone una frontera natural entre ambos países. Los grandes desniveles, las miles de agujas, las crestas agresivas que las unen y la meteo inestable dan todo su  sentido al nombre de Prokletije traducido como los montes malditos.

Para empezar esta actividad hay que ir a Gusinje que es la entrada al parque y una vez aquí iremos hasta el pueblo de Vusanje donde dejaremos el vehículo. Esta es la entrada al valle de Ropojana. Unos merenderos, la cascada Grlja y la surgencia que forma el ojo de color esmeralda de Oko Skakavice adornan este precioso lugar. Se sale de aquí caminando por una  pista en muy mal estado hasta el lago Gjeshtarës bajo el macizo de los karanfili.

Desde el lago el camino empieza a coger altura subiendo a la sombra de los Skokistas y alcanzando unas planicies elevadas que ya pertenecen a Albania. Aquí se encuentran antiguas cabañas de pastores y una fuente de agua potable.

Más adelante, el ambiente natural contrasta con los vestigios bélicos de la zona; se pasa por unos búnkeres que ahora sirven de refugio y se podría  dormir si fuera necesario. Estos son testigos históricos del período comprendido entre 1967 y 1986 cuando el líder comunista Enver Hoxha dió la orden de construir más de 500.000 búnkeres en todo el país, ya que temía ser atacado por sus enemigos circundantes. La invasión nunca sucedió y, afortunadamente, los soldados que esperaban en estas partes remotas de los Balcanes nunca tuvieron que pelear, estaban terriblemente aburridos pero al menos tenían una gran vista.

Seguimos ascendiendo hasta el lago Pejës y más tarde al paso de Pejës desde donde ya hay vistas hacia el valle de theth. En este punto sería posible subir al Harapi, la montaña con la pared más grande de los Alpes dínaros con sus 800 metros de altura.

Desde el paso de Pejës solo hay que descender hasta el pueblo de Teth. Se puede volver en taxi a Montenegro o pasar aquí la noche y al día siguiente escalar el Harapi y volver a Vusanje.

Datos técnicos: 21,30 Km, unas 7h y media de actividad, 1110 m de ascenso y 1140 m de descenso.

Guille Cuadrado

A %d blogueros les gusta esto: