Naila en Sierra Nevada

Hay algunos puertos de bici que tienen un encanto que va más allá de la propia carretera, el paisaje o la dureza. Tienen ese “algo” que les hace especiales, mágicos y que atrae a miles de ciclistas ya sean profesionales, amateurs o simples turistas…